AutomotrízTecnologíaÚltimas noticias

Este es el héroe sin capa que invento el cinturón de seguridad

Aunque los conductores lo usamos diario, muchos desconocemos quien fue el inventor del cinturón de seguridad de los coches. Conozcamos genio y su ingenio, capaz de evitar unas cien mil muertes anuales.

Nuestro héroe, un sueco llamado Nils Bohlin, ya apuntaba maneras en la división de aviones de SAAB donde trabajaba en los años 40. Entre otras maravillas, allí desarrolló el asiento eyector que en caso de emergencia, lanza a los pilotos de los cazas de combate fuera de la cabina. Dicho dispositivo incorporaba un innovador cinturón de seguridad con cuatro sujeciones que garantiza la integridad del aviador.

Con el paso del tiempo, Bohlin se convirtió en un experto en el campo de la seguridad aeronáutica. Tanto es así que su brillante labor no pasó inadvertida para Volvo, que lo contrató en la siguiente década.

Quizás en su incorporación influyera la muerte en accidente de tráfico de unos familiares de Gunnar Engellau, jefe de la firma de Gotemburgo. Esos parientes no pudieron salvarse a pesar de llevar abrochados sus cinturones de seguridad de dos anclajes. 

Bohlin comprendió las lagunas que tenía ese modelo de arnés, así como las de otros de tres puntos ya existentes, como el ‘CIR-Griswold’ de los americanos Roger W. Griswold y Hugh DeHaven. El resultado fue la evolución y perfección del cinturón de seguridad de tres anclajes que desde 1959 incorporarían de serie los Volvo Amazon y PV544.

Nils Bohlin

Pero entonces, ¿por qué era tan importante ese cinturón de seguridad de tres anclajes? Porque su tercer punto de sujeción, que circunda la región abdominal, ofrece una mayor protección física, evitando lesiones en esa parte e impidiendo que su cuerpo pueda ‘escurrirse’ por debajo de la cinta que discurre transversalmente por el tronco.

Ese diseño, unido al hecho de que podía abrocharse ‘fácilmente’ con una sola mano, lo convirtieron en el principal elemento de seguridad pasiva de los automóviles y en un referente universal. 

Pero si grandísimo fue el ‘descubrimiento’ de Bohlin, ¡qué decir del gesto de Volvo! Conscientes de la importancia de su invento, el fabricante de Gotemburgo decidió liberar la patente que poseía.

De ese modo todas las marcas de vehículos del mundo pudieron incorporarlo gratis en sus modelos. Lo consideramos el mayor detalle de generosidad que un fabricante de vehículos ha tenido con el resto de la Humanidad.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button