Estado de México, el estado más peligroso para el transporte en 2020

No es un prejuicio, es un dato comprobado: Ecatepec es una de las zonas más peligrosas para los autotransportistas de carga en México.

“El número uno en el robo de vehículos y mercancía es el estado de México”, dice el ingeniero Víctor Manuel Presichi Amador, presidente de la Asociación Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (Anerpv).

“En el país, tenemos algunas zonas críticas como el tramo del Arco Norte y el Circuito Mexiquense, donde se conecta con Ecatepec. Es una zona muy caliente”, dice al precisar la ubicación de las regiones críticas en el Mapa de Calor que registra los robos a los autotransportistas de enero a octubre de este año.

En ese listado, Ecatepec de Morelos aparece con 86 robos. Sólo el municipio de Celaya (históricamente con las carreteras más inseguras) tiene más reportes, con 102. 

En su análisis de sus informes en 2020, la Anerpv documentó que como cualquier otra actividad, la delincuencia se ha adaptado a la pandemia.

“Los primeros meses de la cuarentena, por ahí de marzo, el robo de ropa y calzado bajó mucho porque evidentemente la gente no estaba buscando ninguna de esas cosas porque estaban encerrados en su casa”. 

El robo al transporte de carga siempre ha respondido a las tendencias de un mercado peculiar ya que las mercancías se venden sobre todo en tianguis populares. 

Eso explica que durante la pandemia de covid-19 lo que más se ha robado a los transportistas son artículos de limpieza, alimentos y bebidas. 

“Robar es un negocio siempre. Lo que busca el mercado es la demanda que buscan cubrir los delincuentes; por eso los bienes básicos siempre están a la cabeza del listado. En estos meses lo que más se ha robado son alimentos y bebidas procesadas, medicamentos y artículos de limpieza personal y del hogar”, informa el presidente de la Anerpv. 

La etapa de cuarentena y pandemia explica también el comportamiento de la cantidad de robos, que tuvo una reducción al comienzo del año pero que luego ha tenido un repunte constante desde marzo, lo cual preocupa a los transportistas.

En febrero se había logrado reducir el número de asaltos a 196, el más bajo desde 2017. Pero a partir de marzo, comenzaron a subir los reportes hasta llegar a los 277 en octubre. Todavía no se alcanzan las alarmantes estadísticas que hubo en 2019 pero la tendencia preocupa a los transportistas. 

“Sí hemos tenido una reducción en comparación con 2019, cuando traíamos un promedio mensual de 324 robos. En 2020 el promedio de enero a octubre es de 244. Pero lo que observamos es que este año, a partir de los meses de la pandemia, marzo en particular, la tendencia va a la alza. No estamos en los niveles del año pasado pero lleva una tendencia positiva mes a mes y esto nos obliga a tomar acciones para resolver los puntos débiles y trabajar con las autoridades”. 

Además de Ecatepec y la ruta de Cuautitlán, la asociación ha detectado otros dos puntos de calor en su mapa: la zona del bajío y la ruta del sureste. 

El primero se había ubicado principalmente en Celaya y Salamanca, pero en estos meses se ha expandido para llegar incluso a Querétaro mientras en que el segundo se extiende hacia Puebla y Veracruz. 

Manuel Presichi Amador se muestra, sin embargo, optimista al exponer los resultados de la colaboración que se ha tenido con las autoridades para detener el crecimiento de los robas. 

“Hemos logrado una muy buena reacción. En este 2020, con operativos en los que se ha apoyado a la autoridad, se han logrado 147 detenidos, además de 35 predios asegurados”. 

Estas detenciones representan 20% más que en 2019. 

“En estos operativos de reacción ha resultado muy importante el mapeo de los lugares donde más se registran los robos, Eso permite establecer operativos en los que la respuesta de la policía sea eficiente y rápida. Pero también es importante que el monitoreo de los transportistas porque sabemos los primeros 20 o 25 minutos posteriores al robo son cruciales para la recuperación de los vehículos o la mercancía”. 

Presichi señala que si los transportistas reportan el robo después de ese lapso, es muy difícil tener un resultado positivo.

En total, de enero a octubre de este año se han reportado a la Anerpv 2 mil 441 robos en todo el país. Después del Estado de México, el estado con más reportes es Jalisco con 276. Le sigue Puebla con 269 y Guanajuato con 228. 

El mes con mayor número de robos fue octubre con 277, seguido por agosto con 272, lo cual es otra coincidencia con los meses de pico por la pandemia. 

“Esta tendencia la interpretamos por la situación económica porque este año ha sido catastrófico por la pandemia. No hacemos un prejuicio, no decimos que por no tener dinero la gente saldría a robar, pero lo que vemos es que ante un entorno económico desfavorable, el ama de casa sale a buscar los productos en mercados donde se pueden conseguir a precios más asequibles y esos lugares son los tianguis y mercados informales que son abastecidos por productos robados o apócrifos”.

Eso explica también que después de los alimentos y bebidos, los autotransportes más robados son los que llevan productos de limpieza como cloro, pino, jabones, detergentes. 

“El tema de la higiene y los antisépticos se volvieron de primera necesidad; sanitizar se volvió extremadamente cotizado en todo el mercado, tanto en supermercados, cadenas mayoristas y minoristas y en el mercado de lo robado. Se atiende a una demanda provocada por una situación afectada por algo tan inédito como la pandemia”. 

Llama la atención por eso mismo que las zonas de más alto contagio por covid-19 coinciden también con uno de los tramos más peligrosos: en la zona de Ecatepec se debe agregar en esa misma zona los números de los municipios aledaños de Cuautitlán Izcalli (52 robos), Tultitlán (35 robos) y Tecámac (35 robos también). 

“Tenemos una ruta que va de Cuautitlán hasta Tepejii del Río; en ese ruta traemos bastantes robos”, señala el ingeniero Presichi.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ TU COMENTARIO!

Back to top button