CargaLogísticaÚltimas noticias

Empresas de paquetería están rebasadas por la demanda de productos

El confinamiento por el Covid-19 ha propiciado que la venta online se haya disparado a más del doble. En la actualidad, se estima que 7 de cada 10 compradores mexicanos optan por adquirir sus productos y servicios vía internet.

Al inicio de la cuarentena, los productos de primera necesidad eran los que generaban más interés para comprar en línea, sin embargo, luego de 3 meses de cuarentena categorías como tecnología, moda, accesorios, belleza y cuidado personal cobraron mayor relevancia.

No obstante, cifras de la Asociación Mexicana de Venta Online, AMVO, advierten que 54% de los compradores en canales digitales declara haber tenido algún problema en sus compras durante los últimos 2 meses. En este caso, los tiempos de entrega tardíos fueron las quejas más recurrentes.

“Debido a la contingencia del COVID19, nuestros tiempos de entrega se pueden extender. Te pedimos paciencia, ¡vamos tan rápido como podemos!”, se puede leer en la página de la empresa Decathlon, quien trabaja con la compañía FedEx para la entrega de sus productos.

Factores que retrasan la entrega

Especialistas en logística, atribuyen estos retrasos a las dificultades en el transporte y el reparto, además del desabasto de productos por la enorme demanda presentada durante el confinamiento, principalmente en los envíos internacionales.

La firma de mensajería y logística DHL anunció en mayo pasado la contratación de 200 puestos temporales en áreas de operaciones, servicio al cliente y retail para satisfacer la demanda en nuestro país, la cual aumentó alrededor de 50% durante el confinamiento.

Por su parte la compañía UPS anunció que, a partir del 26 de julio, el monto del recargo por temporada alta aplicado a envíos desde China Continental y Hong Kong RAE a México será incrementado, debido a que las condiciones del mercado siguen evolucionando con la situación actual del coronavirus.

Previamente, UPS había suspendido su garantía de servicio (también conocida como la garantía de devolución del dinero de UPS) para todos los envíos de cualquier origen a cualquier destino.

“En el ecommerce es muy importante la calidad y la atención al cliente. No tenemos como tal una cara para dar el servicio, entonces, es importante una logística muy fuerte y ésta logística debe estar enfocada en el servicio, asegura Octavio Yamamoto, Coordinador de transporte de Privalia México.

Todas estas variaciones de la demanda en el mercado influyen en el precio del sector logístico y transporte. De acuerdo con el INEGI, los servicios de mensajería y paquetería tuvieron una variación de 0.43% en junio respecto a mayo, pero un incremento a tasa anual de 6.54%.

Ante ello, las compañías UPS y Estafeta anunciaron una alianza con el fin de atender los requerimientos de exportación para pequeñas y medianas empresas (pymes) hacia Estados Unidos, la cual contempla 160 puntos de contacto de Estafeta que se enlazarán con la red aérea de UPS.

Ante la nueva normalidad, la demanda bajará en lo que resta del año

La Organización Mundial del Comercio (OMC), prevé que el comercio mundial de mercancías descienda entre el 13% y 32% en lo que resta de 2020, debido a una reducción de la capacidad y por una caída en la demanda.

Esto afectará sobre todo a aquellas industrias con complejas cadenas de valor, así como a las exportaciones de Norteamérica y Asia.

Ante tal situación, los servicios logísticos tendrán un papel preponderante como motor de desarrollo económico y factor de mejora de la competitividad y el empleo de los sistemas productivos regionales, nacionales e internacionales.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button
Close
Close