El desafío que supone el traslado de materiales peligrosos para Auto Transportadora Génesis

El transporte de materiales y/o residuos peligrosos conlleva una enorme responsabilidad. El traslado de gases y refrigerantes, de combustibles y líquidos flamables, así como de sustancias tóxicas, pinturas y esmaltes requiere una máxima seguridad en la operación.

Además de un correcto funcionamiento, toda compañía debe estar comprometida con la conservación y recuperación de los recursos naturales, mediante la minimización de los impactos y riesgos a la salud y al medio ambiente, a través de la prevención y gestión integral de los residuos.

Evolución de Génesis

1. El inicio

Con todo lo anterior en mente es que a finales de la década de los 80s se constituye la empresa Auto Transportadora Génesis, cuyo objetivo era mover residuos peligrosos al confinamiento en Mina, Nuevo León.

Todo comenzó “con un Kenworth modelo 70 y una plataforma prestada”, pero eso sí, con muchos sueños y planes bajo el brazo.

Cinco años después, el Instituto Nacional de Econología le otorga la autorización para transportar residuos peligrosos según la NOM-CRP-001-ECOL/93.

La expansión de la compañía se fue dando de manera paulatina y fue en 2005 que inicia operaciones de servicio local y patio de vacíos de contenedores marítimos, siendo su primer cliente NYK.

Con el paso de los años se moderniza y amplía su patio en García, NL, se abre terminal y patio de maniobras en Manzanillo, y se adhieren terminales en Altamira y Guadalajara.

2. El camino hacia la seguridad y consolidación

Toda empresa que transporta materiales peligrosos y no peligrosos debe priorizar la seguridad y el cuidado del medio ambiente por sobre todos los demás elementos, ¿cómo se puede garantizar esto?

En 2015, Auto Transportadora Génesis recibió la certificación SARI, una iniciativa global de la Industria Química orientada a la implementación de medidas operacionales y administrativas que mejoran la competitividad y productividad de las organizaciones.

Surgida en Canadá en 1985, la Responsabilidad Integral (SARI) reconoce a las empresas que asumen voluntaria y públicamente el compromiso de la Industria Química por realizar acciones encaminadas a proteger la salud, seguridad y el medio ambiente.

El distintivo fue adoptado en México, a través de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), en el año de 1991.

Gracias a los permisos y certificaciones, Génesis puede mover cualquier derivado del petróleo, ya sea en pipas o tolvas, así como los lodos sobrantes de las excavaciones para el traslado a su confinamiento final.

3. La diversificación

En 2016, se crea Reflemsa, empresa hermana de la compañía, dedicada al servicio de carga LTL desde y hacia los principales puertos del país, y un año después Génesis inicia operaciones de transbordo por Laredo, Texas,

Además del sector químico, Génesis le trabaja a la industria automotriz, alimentaria y de reciclaje (cartón, plástico, etc). Esta diversificación le ha rendido frutos.

Entre los servicios que ofrece está el transporte terrestre de contenedores marítimos, el cual requiere de un especializado cuidado de la mercancía, ya sea en carga regular o material peligroso.

Es por ello, que la compañía cuenta con chasis porta-contenedores y plataformas con suspensión de aire.

A la par, brinda el resguardo, acondicionamiento y mantenimiento de contenedores marítimos, por lo cual ofrece el servicio de inventario a través de comunicación vía EDI, lo cual permite estar informado en tiempo real de cualquier movimiento.

Los más de 3,000 mts² cuadrados de bodegas, ubicadas en Manzanillo, Altamira, García y próximamente SLP, tenían que ser aprovechados, es por ello que también ofrece resguardo de la mercancía para embalajes, retractilados, muestreos, controles de calidad, montajes, etiquetados, etc.

Por último, la compañía cuenta con 80 unidades de carretera y 60 locales, además de 320 remolques de diferentes capacidades.

Si bien han sido meses complicados para el sector, la empresa incrementó recientemente su flota con 20 tractocamiones Cascadia para Génesis México y también para su otra unidad de negocio TTL (Texas Transportation Line), con el objetivo de ofrecer un mejor servicio a sus clientes.

A decir de la compañía, la demanda de servicios de transporte en Estados Unidos es una gran oportunidad para potencializar las operaciones puerta–puerta en Texas mediante la incorporación de estas nuevas unidades.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button