Autotransporte de cargaCargaÚltimas noticias

Coronavirus podría disparar déficit de 80,000 operadores

“Sí, tanto mi hijo como yo buscamos opciones en Estados Unidos, allá pagan más y creo que te respaldan más”, nos asegura un operador en México.

Según cifras de la Asociación Nacional de Transporte Privado, ANTP, un chofer en nuestro país gana casi tres veces menos en comparación con un operador en Estados Unidos.

Factores como la inseguridad y los pocos beneficios laborales han provocado en México una escasez de 80,000 camioneros, de acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

El déficit se debe a que operadores cualificados son contratados por empresas de Estados Unidos para trabajar en su territorio, con salarios más elevados y mejores condiciones laborales.

En México, los cambios en las horas de servicio reducen la productividad e incentivan la escasez de conductores, ya que se requiere más camiones y, por lo tanto, más conductores para mover la misma cantidad de carga.

La escasez de operadores no sólo es en México

La escasez de operadores es un problema mundial, países como España y Estados Unidos (EU) lo han padecido y, con la propagación del coronavirus, la cifra podría aumentar, principalmente en países donde las condiciones laborales no son las idóneas, como lo es México.

EU depende mayoritariamente de los empleados que se jubilarán dentro de los próximos años y, la escasez de conductores, ha generado altas tasas de rotación y costos derivados de la contratación y formación de nuevos conductores.

Expertos advierten que una desaceleración, o una posible recesión económica mundial derivada del COVID-19, propiciaría que países como EU se sirvieran de mayor mano de obra mexicana por los ahorros económicos que de ahí obtendría.

Pequeñas y medianas empresas, las más castigadas por el COVID-19

Las micro y medianas compañías serán las primeras afectadas por la crisis sanitaria y eventualmente por la fuga de conductores.

Según el investigador, Luis David Berrones, 81.6% de más de 130,000 empresas de transporte en México son clasificadas como microempresas, las cuales se encuentran en desventaja, ya que las compañías embarcadoras, consumidoras del servicio de carga general toman el control de las tarifas.

De esta manera, se obliga a los transportistas a ofrecer el servicio incluso con retribuciones por abajo de los costos de operación -soportables sólo con vehículos de más de 20 años de antigüedad, carentes de mantenimiento y servicios agregados como sistemas de rastreo y comunicaciones.

Por otra parte, una de las aspiraciones de un operador en México es comprar su propia unidad y formar su microempresa.

No obstante, los hombres-camión son dueños de los medios de producción, pero carecen de poder de apropiación del excedente productivo y no tienen control sobre sus condiciones inmediatas de trabajo.

En general, las empresas deben poner especial atención y recursos para ayudar con las deficiencias del sector, ya que el COVID-19 impactará negativamente en las compañías, los clientes, las externalidades y la economía en su conjunto.

Artículos relacionados

Un comentario

  1. Para sumar y promover mejores prácticas, es conveniente que organizaciones como la ANTP que manifiestan como desventaja las “condiciones laborales” de los operadores en México, efectivamente documente y soporte su aseveración y nos la comparta. Con esto, efectivamente se promoverían mejores prácticas.

Deja un comentario

Back to top button
Close
Close