Crean sistema de recarga para camiones eléctricos equivalente a abastecer 3200 hogares

Por su forma de operar en la cadena de suministro, los camiones eléctricos requerirán de instalaciones de carga diferentes de las que ahora sirven a los automóviles de pasajeros.

Para satisfacer las necesidades de las flotas de servicio mediano y pesado, las estaciones de carga de camiones del futuro deben proporcionar una carga rápida a una capacidad estimada de 1 megavatio o más.

Esta necesidad se extiende más allá de los vehículos de carretera: las industrias, desde la aviación hasta el transporte marítimo, están considerando opciones para electrificar sus flotas y también buscan un estándar de carga rápida de 15 a 20 minutos.

Ante ello, los expertos y científicos del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) de EU están trabajando en un nuevo estándar de carga de alta potencia para vehículos de servicio mediano y pesado llamado Sistema de carga de megavatios (MCS).

El MCS facilitará una capacidad de carga de hasta 3,75 megavatios, siete veces más que la actual tecnología de carga rápida para trabajos livianos, que alcanza un máximo de 500 kilovatios.

La evaluación del equipo de carga de vehículos eléctricos ayuda a garantizar que el nuevo estándar sea multifuncional, lo que significa que varios fabricantes podrán diseñar y construir piezas que funcionen juntas.

Esto permitirá que los fabricantes de vehículos eléctricos tengan confianza en la compatibilidad de las estaciones a medida que salgan al mercado nuevos modelos.

Para respaldar el esfuerzo de MCS, luego de un primer evento de evaluación en septiembre de 2020, NREL ha estado ejecutando una segunda evaluación del conector de carga de vehículos eléctricos de alta potencia durante julio y agosto.

Así mejorará el nuevo estándar de carga para camiones eléctricos

Los estándares actuales de carga de vehículos eléctricos se adaptan a una carga más lenta para camiones de servicio mediano y pesado, generalmente durante unas pocas horas.

El nuevo estándar MCS llena el vacío entre la capacidad actual de la estación de carga y la de las instalaciones orientadas al transporte por carretera.

La potencia de carga máxima de 3,75 megavatios que estas instalaciones proporcionarán para un solo vehículo es equivalente a la potencia media necesaria para 3200 hogares en los EU, o la potencia suficiente para transferir el consumo de energía diario de un hogar típico en unos 28 segundos.

La transferencia de tanta energía en un período corto requiere un diseño único en el cableado, el conector y la entrada de carga.

Durante un evento, los participantes comprobaron qué tan bien encajaban los conectores con las entradas de carga y con qué facilidad se podían conectar y desconectar. También evaluaron el rendimiento térmico de los sistemas, una consideración clave en la carga de alta potencia.

Los participantes proporcionaron componentes nuevos y versiones que habían sido envejecidas para simular los efectos de las condiciones ambientales y el uso repetido en las instalaciones de carga.

“Estoy seguro que, cuando terminemos, tendremos un conector resistente, seguro y confiable en el que los clientes pueden confiar para proporcionar una carga rápida de sus baterías grandes, ya sea en camiones, autobuses, barcos, o aviones “, dijo Rustam Kocher, quien lidera el grupo de trabajo

De acuerdo con sus creadores, la labor que se está realizando en la infraestructura de carga de alta potencia es crucial, porque impulsará la electrificación más allá de los automóviles de pasajeros y en todo el sector del transporte.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button