Costos logísticos que no todos consideran

Muchas organizaciones que comercializan productos tienen el reto diario de mantener sus almacenes ordenados, limpios y sobre todo en una búsqueda constante de eficiencia, es decir, lograr tener el inventario ideal que les permita no negar productos y al mismo tiempo no tener un sobre inventario que incurra en gastos adicionales.

Este reto es una variable donde el análisis de los costos que implica tener un almacén, seguro te harán más consciente de ellos y por lo tanto podrías enfocar a eficientar tu almacén en pro de reducir estos costos y por lo tanto e invariablemente incrementar las ventas de tu negocio, evitando faltantes y reduciendo los sobre inventarios, también llamados productos “mula”.

A continuación, me permitiré mencionar los costos en los que incurre la logística y que muchos, estoy seguro no habías considerado.

Quiero primero mencionar los costos logísticos pueden clasificarse en tres grandes ámbitos:

Costos de aprovisionamiento: Estos son, el trabajo del departamento de compras, que es el responsable elegir y fincar pedidos a los proveedores. 

Costos del almacenamiento: Lograr que la operación del almacén implica costos diversos. 

La eficiencia es la gran variable por considerar es mantener inventarios eficientes, es decir el stock ideal juega un papel muy importante en este rubro.

Costos ligados al transporte: 

No solo es transportar, sino mantener unidades en perfecto estado que implica mantenimientos preventivos y correctivos, costos de combustibles, y estos, se vuelven costos interesantes a considerar, por lo tanto, está en juego la logística programada, organización y la planeación de rutas y recepción de mercancía lo más precisa posible a fin de aprovechar al máximo la capacidad instalada de transporte.

Otros de los costos inherentes al costo logístico es el de costos de:

I. Almacenamiento Logístico, los cuales me permito desglosar:

1. Costo del espacio de almacenaje: El costo del espacio de almacenaje está relacionado con el propio edificio del almacén, pues pueden ser, por ejemplo:

Alquiler y/o amortizaciones: Este costo transcurre en torno a la variabilidad de si el almacén es propiedad de la empresa o se renta a un tercero.

Financiación: Si pediste prestado para construir o comprar el edificio, el costo de este financiamiento será directamente proporcional a un costo que tendrás que considerar.

Mantenimiento y reparación del edificio: Ejemplos como las mejoras en pintura, impermeabilizaciones, instalación de pisos y/o pavimentos se tienen que considerar como costos.

Seguros: Culturalmente en México, aunque no hay una cultura más acorde a la previsión, como dueño de almacén debes anticiparte ante accidentes o siniestros, tales como incendios, inundaciones, sismos, entre otros y los seguros son el mejor aliado ante tales desafortunados eventos.

Fiscales o en materia de impuestos: Aquí estarían los relacionados con la edificación, como el Impuesto de Bienes Inmuebles, los costos que la LISR impone de acuerdo con los inventarios.

2. Costos de las instalaciones: Estos pueden ser esos costos de almacenamiento a los equipos, elementos que se usan para operar el almacén y explotar en su máxima capacidad, entre otras cosas, cosas como el almacenaje de la nave y facilitar el manejo de las cargas en su interior, y que si fueron producto de un financiamiento debes de considerar también: 

Herramientas y equipos de mantenimiento: Y ya sea que se trate de equipos móviles o manuales como montacargas elevadores o patines hidráulicos, o equipos automáticos (bandas transportadoras). 

No olvides considerar otras herramientas que auxilian a la carga y descarga y que apoyan en la carga o mejor conocida como picking, tales como sistemas de embalaje automático.

Sistemas de almacenaje: Los racks industriales, son un costo que debes de tomar en cuanta y ya sea que sean propios o lo rentes debes de incluirlos en estos gastos que buscan optimizar los espacios.

Software de administración del almacén: 

El ERP o software a pesar de que no se trata de un elemento tangible, este requiere una inversión que está intrínsecamente ligada al funcionamiento del almacén.

A estos costos hay que agregar los relacionados con mantenimientos preventivos a equipos y reparaciones, otros serían, por ejemplo, la Inspección periódica y técnica de Racks, las amortizaciones de los equipos y costos de alquiler de equipos y/o nave industrial.

3. Costos de manipulación y gestión: Estos costos son lo que están ligados a todos los recursos necesarios para mantener el flujo de materiales en movimiento en el almacén:

Costo de nómina de personal: Son costos laborales de los trabajadores implicados que participan en la operación del almacén, sin dejar de mencionar al personal de administración. 

En resumen: sueldos, seguridad social, uniformes, alimentación, bonos por rendimiento, etc. Mismos que variarán si se cuenta con mano de obra temporal para periodos de alta actividad.

Suministros y o insumos: Embalajes, energía, calefacción, agua corriente, internet, servicio de limpieza. Otras empresas como aquellas de alimentos o medicamentos que cuentan con almacenes refrigerados, controlar los costos energéticos es de vital importancia.

4. Costo de mantenimiento de stock: Mantener stock almacenado es una cuestión estratégica para la gestión logística de toda empresa, ya que gracias al almacén es posible responder a la demanda sin contratiempos. Sin embargo, esto conlleva costos que podrían ser:

a) Costo del propio stock: Mantener inventario en el almacén supone la inmovilización de la inversión realizada y un costo financiero (es dinero que no se puede invertir en otra partida).

b) Costo de los seguros: El costo de las pólizas de estos seguros será con relación al tipo de mercancía almacenada.

5. Otros costos no evidentes: Estos pueden ser un conjunto de costos variados que suelen ser producto, de errores, ineficiencia o de los imprevistos en la actividad logística. 

Algunos ejemplos de ellos son los siguientes:

Roturas de stock: El que falte un producto cuando se realiza la venta tiene costos directos, las ventas no cerradas implica perdida de ventas tiene más implicaciones incluso más allá de la pérdida económica, sino implica la pérdida de imagen o incluso de fidelidad a la marca.

Daños en la mercancía que resulta de manipulaciones sin cuidado de esta. Los costos adicionales serán diferentes si la pérdida es total o si se puede reparar para su reventa.

Desajustes o faltantes en el inventario: 

Se pueden dar por robos o simplemente por errores en el manejo de la información.

Productos que acaban clasificándose como descontinuados u obsoletos de las mercancías almacenadas a las que no se da salida comercial.

Como verás este tipo de costos implica que debes de considerar que tú almacén es un ente con vida propia y que genera costos, pero lo más importante es que pienses que si tu almacén es un generador de ingresos si realizas una buena gestión y administración del mismo.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button