CombustibleÚltimas noticias

Coparmex solicita suspender el IEPS a diésel y gasolina, ¿qué tan viable es esta posibilidad?

Según estudios internacionales, las PYMES serán las más afectadas por la crisis del COVID-19, debido a la desaceleración de la economía a nivel mundial.

La actividad económica caerá y las pequeñas y medianas empresas se enfrentarán al problema de liquidez en su flujo de caja, lo cual dará como resultado la disminución de la tasa de crecimiento del PIB de 1.1 a 0.7%, de acuerdo con el pronóstico del Fondo Monetario Internacional, FMI.

Ante tal escenario, la Confederación Patronal de la República Mexicana, COPARMEX, hizo un llamado a la actual administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para otorgar mayores estímulos fiscales y así contener el impacto negativo del COVID-19.

Entre las propuestas que planeta COPARMEX, están la suspensión temporal del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel, además de los pagos provisionales de Impuesto sobre la Renta (propio y retenido por sueldos), particularmente en el sector aéreo, turismo, logístico y transporte.

“La ventaja competitiva estará en quienes tomaron medidas serias para aliviar y salir más rápido de esta contingencia, en la que es prioritario cuidar la salud y vida de las personas, pero también la de las empresas”, sostiene la COPARMEX.

¿Qué hará el Gobierno Federal?

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), es un tipo de gravamen con tasa variable que alcanza a la producción y/o venta o importación de gasolinas y diésel, entre otros.

No todos los contribuyentes lo pagan directamente, sino que lo trasladan o cobran a sus clientes, quienes lo ingresan al SAT.

El incremento de precios durante los últimos años, se debe a que el costo de refinación y de materia prima tiene injerencia directa en el precio final de venta. En ese caso, se añade la simulación del mercado mediante el IEPS como un tipo de subsidio al consumidor.

Si bien la propuesta es más una medida de contención para las empresas antes que un estímulo de crecimiento económico, la idea no es tan descabellada.

“La propuesta está bien, ya que aumentaría el flujo a cada persona. Sin embargo, si se contrae la movilidad de la gente, no tendría caso. Si la medida se usa después que pase todo esto, estaría bien”, nos refiere Ramses Pech, analista de la industria energética.

Al ser de tasa variable, el gravamen permite ajustar el precio internacional de estos combustibles con el administrado por el Gobierno Federal.

“Reducción de impuestos no, pero sí garantizar que no va a haber aumentos de nada en impuestos, ni impuestos nuevos”, fue la respuesta tajante del presidente López Obrador durante su conferencia matutina de este jueves.

La postura del Gobierno Federal ante la caída en el precio del petróleo ha sido la de “hay que producir más”. No obstante, el petróleo nacional acumula una caída de 68.4%, si se compra con su cotización máxima alcanzada en 2020.

La COPARMEX instó a enfocar los esfuerzos de PEMEX en la exploración, ya que 70% de las reservas de petróleo se encuentran en aguas profundas.

En caso de que el gobierno cambiara su postura y suspendiera el cobro de algunos impuestos, debería compensar la menor recaudación de alguna forma, por ejemplo, reduciendo el presupuesto o aplicando un nuevo gravamen. ¿Estaría dispuesto el gobierno de México a hacerlo? Hasta ahora, la respuesta es NO.

Ahorro de diésel del 12% por Aerodinámica

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Back to top button
Close
Close