¿Cómo saber si el odómetro fue alterado?

No siempre debemos confiar en los datos que arroja el odómetro debido a que pudo haber sido modificado para mostrar menos kilometraje. Pues, ¿cómo saber si el odómetro digital fue alterado?

Ya sea digital o mecánico, el odómetro se puede alterar con facilidad

Cuando vamos a comprar un automóvil usado, uno de los primeros datos que salen a relucir es el kilometraje de la unidad. Siempre se recomienda hacer la adquisición en establecimientos de confianza, pero incluso en estos casos conviene saber algunos secretos para no ser víctima de fraude. Uno de los engaños más comunes es la alteración del odómetro para que el coche muestre menor kilometraje.

Sin importar si estamos ante un coche con odómetro digital o mecánico, existe la posibilidad de manipularlos para que exhiban información falsa. De esta manera, un vendedor malintencionado podría intentar vender su unidad como si tuviera menor uso, mentira que se vendrá abajo si se siguen los siguientes consejos.

Pues, ¿cómo saber si el odómetro digital fue alterado?

Según los expertos de Automexico, el odómetro puede mentir en el kilometraje, pero los diferentes componentes del auto no lo harán si se realiza una examinación un poco más minuciosa. Las partes visibles que sufren mayor desgaste por el uso son los pedales, el volante, la palanca de velocidades y el asiento del conductor. Si el desgaste es muy marcado en dichos elementos, pero la lectura ofrece un bajo kilometraje, quizá sea momento de empezar a desconfiar.

Existe la posibilidad de que el vendedor se haya esmerado en hacer más creíble su engaño y haya reemplazado los componentes visibles. No está de sobra realizar una inspección de los discos de freno, los cuales suelen tener una vida útil de alrededor de 100,000 kilómetros. Si estas piezas están prácticamente nuevas y el odómetro muestra menos de 50,000 kilómetros, también podría ser una señal de manipulación. Esto no es 100% exacto y caben las excepciones, pero es un parámetro para considerar.

La inspección visual es clave para detectar el engaño

La inspección visual detallada es clave para descubrir la farsa. El estado del motor debe corresponder al kilometraje; un bloque con fugas de aceite, reparaciones del radiador u otras adecuaciones pueden ser una advertencia en caso de que el vendedor lo presente como un vehículo con pocos kilómetros en la espalda.

En caso de estar frente a un odómetro analógico, debemos asegurarnos de que los números se encuentren perfectamente alineados. En ocasiones, el trabajo de manipulación ocasiona que estos queden un poco torcidos o se muevan si se golpean con relativa fuerza. Además, conviene revisar los tornillos que sostienen el cuadro de instrumentos para buscar indicios de una posible apertura.

Ponerse detrás del volante y verificar que los sistemas funcionen de manera correcta es un paso importante. Por ejemplo, si la palanca de velocidades luce como nueva pero se siente demasiado holgada, es posible que la unidad lleve varios kilómetros de recorrido.

Algunas personas piensan que los vehículos con odómetros digitales son más difíciles de alterar, pero la verdad es que suele ser igual de sencillo. Normalmente, los estafadores utilizan aparatos especiales que se comercializan en internet con total libertad. Estos artefactos se emplean para volver a calibrar un odómetro que presentó alguna falla en los talleres de confianza, pero también son aprovechados por algunas personas para modificar las lecturas. Por supuesto, se trata de un delito que puede denunciarse ante las autoridades correspondientes.

>>> Te puede interesar: ¿Cada cuántos kilómetros se afina un auto?


El artículo ¿Cómo saber si el odómetro fue alterado? fue publicado originalmente en Automexico por Mendoza, S.

Te puedes interesar

Estas son las obras en riesgo por falta de presupuesto

Entre las obras que corren el riesgo de no concretarse o de sufrir retrasos se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.