Autotransporte de cargaCargaÚltimas noticias

¿Cómo afectaría una segunda ola de contagios al transporte de carga?

Durante las últimas semanas, México ha experimentado un repunte en el número de contagios por Covid-19, siendo Chihuahua el primer estado en pasar a semáforo epidemiológico rojo por el incremento de casos.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló que nuestro país podría presentar un rebrote importante de contagios entre este mes de octubre y enero del siguiente año.

De aplicar nuevamente restricciones en la movilidad y la actividad social y económica, el transporte de carga debería enfrentarse a una nueva disminución en su operación y una importante caída de los precios.

Si bien el autotransporte fue considerado como actividad esencial desde el inicio de la pandemia, la suspensión de actividades en diversas industrias provocó que, entre abril y mayo, el 35% de todo el parque vehicular estuviera sin operar.

De la misma manera, las ventas de unidades pesadas al mes de septiembre reflejaron una caída de 49.3%, mientras que la producción cayó 39.1% respecto al año pasado.

La inseguridad para el autotransporte se disparó durante el confinamiento. Cabe aclarar que las micro y pequeñas empresas han sido las más afectadas.

De acuerdo con Enrique González, presidente nacional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga CANACAR, la recuperación para el sector ha sido lenta y actualmente ya se encuentra a un 86% de operación.

Es decir, si un camión hacía 4 vueltas al mes en un determinado circuito, hoy está haciendo 3 o 2. Se espera que conforme empiecen a reactivarse nuevas industrias, el autotransporte tenga más actividad.

No obstante, si se restringe nuevamente la operación de diversas actividades, el sector del autotransporte podría sufrir otro revés devastador.

“Si hubiera un rebrote en diferentes regiones del país, lo prudente sería iniciar una reversa en el cierre de las diferentes actividades. Antes de pensar en cerrar a la industria de manufactura de autotransporte tendrían que ir en reversa hacia los otros sectores que han ido reaperturando”, indicó Oscar Albin, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

Al igual que en los primeros días de la pandemia, la disminución de la actividad en el autotransporte variará dependiendo del sector al que se trabaje, ya que mientras empresas dedicadas al traslado de alimentos o medicinas incrementaron su operación, otras relacionadas a la industria automotriz o cervecera estuvieron prácticamente detenidas.

Autotransporte en Europa comienza a sentir los estragos del rebrote

Ante el incremento alarmante de contagios en el Viejo Continente, países como España, Italia Francia, Países Bajos y Bélgica reforzaron restricciones y cierres de actividades recreativas.

El Consejo Europeo ha reiterado su recomendación de la libre circulación para los operadores de carga en la Unión Europa, donde se les exime de permanecer en cuarentena, aunque provengan de zonas de alta incidencia del Covid-19.

No obstante, la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) estima una caída de más del 50% en la operación del autotransporte de carga si se llega a paralizar nuevamente la economía de aquel país.

Con una segunda ola de contagios, especialistas prevén una menor volatilidad en la industria del transporte que podría generar un aumento de precios, toda vez que las compañías elevarán sus tarifas para sostener márgenes viables ante el incremento de los costos del diésel.

Si se mantiene la demanda de mercancías, la competencia se elevará y los precios no se desplomarían como ocurrió hace algunos meses.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button