AutomotrízÚltimas noticias

Cierre de plantas de vehículos en México cobra factura a EU

A pesar de superar el millón de contagios por Covid-19, Estados Unidos (EU) ha comenzado a reactivar sus operaciones en diversos sectores, entre ellas las plantas manufactureras de camiones y automóviles.

Las fábricas de vehículos pesados están laborando con normalidad (bajo medidas sanitarias obligatorias), mientras que las plantas de autos particulares están abriendo de manera paulatina.

Entre el 4 de mayo y el próximo día 11, un total de 13 plantas automotrices estarán reiniciando actividades, incluyendo las marcas Hyundai y Kia que abrieron sus complejos el día de ayer.

No obstante, legisladores y fabricantes en EU han mostrado su preocupación por el cierre de fábricas en México que suministran productos a su país, principalmente en el tema de proveeduría.

“México me tiene preocupado, su bloqueo por Covid-19 es de los más duros. India tiene algunas características similares, pero está mostrando más flexibilidad para levantar gradualmente el bloqueo comercial”, indicó Tony Satterthwaite, director de operaciones de Cummins, durante una presentación interna.

Como el sector de vehículos pesados está integrado a nivel regional, los motores que llegan a México se usan para producir los vehículos y luego el 95% de las exportaciones tiene como destino final a nuestros vecinos del norte.

De acuerdo con ejecutivos de Cummins, la falta de visión ha complicado la planificación de la cadena de suministro, ya que proveedores ubicados en países con paros agresivos, obligan a los fabricantes a buscar proveedores alternativos.

Estados Unidos presiona a México para abrir fábricas

La semana pasada, un grupo de 11 senadores de Iowa, Arizona y California, enviaron una carta al secretario de Estado, Mike Pompeo, para que presione al Gobierno mexicano en la apertura de miles de fábricas que comercian con EU, entre las cuales están las automotrices y de transporte.

“A medida que México continúa su cierre de actividades no esenciales para reducir la propagación de Covid-19, se hace evidente que nuestras cadenas de suministro integradas continuarán sufriendo interrupciones a menos que el gobierno de México aclare su definición de negocios esenciales”, se lee en la carta.

Durante la conferencia matutina, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, indicó que la carta no es un tema bilateral y reiteró que la apertura de fábricas se dará conforme a lo trazado por las autoridades mexicanas.

“La prioridad de México es la salud, los enfermos y las medidas que la Secretaría de Salud está tomando para evitar contagios, las etapas están claras, el señor presidente lo ha expresado y México va a seguir ese calendario”, indicó Ebrard.

La carta de los legisladores estadounidenses se da en medio de la falta de certeza sobre el número de trabajadores que fueron infectados en plantas de México que se suponía debían cerrar, pero que no lo hicieron o se tardaron en hacerlo, específicamente en el estado de Baja California.

“Estas empresas están preocupadas por sus cadenas de suministro, pero son los trabajadores los que están muriendo”, declaró a The Washington Post, Susana Prieto, activista laboral en Ciudad Juárez.

Todo indica que la producción de vehículos y autopartes en México será incluida como actividad esencial, y se espera que la reapertura de plantas ocurra a partir de mediados de mayo.

Link:

Artículos relacionados

PUBLICA AQUÍ!

Back to top button