Cierre de frontera generaría pérdidas de 1,200 millones de dólares al día

Trump está considerando las opciones para cerrar la frontera con México, por lo que califica como una «emergencia nacional en la frontera» causada por la creciente migración indocumentada.

Al mismo tiempo, endureció los controles de peatones con agentes de aduanas y protección fronteriza (CBP, en inglés) que normalmente revisan el transporte comercial.

La medida ha causado demoras de tres a seis horas, sobre todo en los cruces con el estado de California, en el suroeste de EEUU, debido a que casi el 70% del comercio bilateral se transporta por vía terrestre, sobre todo el automotor, que es la cuarta parte de las exportaciones mexicanas.

Un cierre completo de la frontera durante una semana tendría un costo de 0,35% del PIB de México, porque el impacto se transmitiría al resto de la actividad industrial y a la inversión en este país latinoamericano; en cambio, para EEUU, el impacto sería solo de 0,04% del PIB semanal.

Siller consideró que hay nerviosismo en sectores exportadores a ambos lados de la frontera, porque «es altamente probable que en las próximas horas o días se sigan reiterando las amenazas o se diga de manera específica las medidas que se tomarán al respecto».

Un 69,3% del comercio bilateral se realiza mediante camiones, el 12,8% por vías férreas y el resto por vías marítimas y aéreas, según la Oficina de Estadísticas de Transporte de EEUU.

Las amenazas de la Casa Blanca ocurren en el marco del proceso de ratificación del nuevo tratado comercial entre México EEUU y Canadá (T-MEC), que enfrenta la oposición del Partido Demócrata en el Congreso, que tiene mayoría en la Cámara de Representantes.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador descartó este 4 de abril reabrir las negociaciones del T-MEC y prometió cumplir los compromisos firmados por los tres países el 30 de noviembre, un día antes de su toma de posesión del cargo.

Manufacturas mexicanas en peligro

La industria manufacturera mexicana, en la que predomina la industria automotriz, sería la principal afectada por un cierre de frontera terrestre.

EEUU concentra más de 80% del comercio exterior mexicano.

El intercambio bilateral marcó el año pasado un récord de 557.000 millones de dólares, con un déficit de 71% para la parte estadounidense.

Casi 65% de las exportaciones de México son maquinarias y equipos de transporte, y 17% son otras manufacturas, según el sistema de clasificación comercial de la Organización de las Naciones Unidas.

En cuanto al tránsito de personas, en un día típico del año pasado cruzaron la frontera al menos 1,13 millones de pasajeros.

Ese tránsito es fuente importante de ingresos para los estados fronterizos estadounidenses (California, Arizona, Nuevo México y Texas) por cobro de cuotas aduaneras y consumo privado, según la analista Siller, que citó estadísticas oficiales del país vecino.

«Los efectos indirectos afectarían la inmensa red de interacciones económicas bilaterales, como ocurrió en 2001», comentó Siller.

EEUU aplicó ese año restricciones parciales en su frontera con México, que causaron desabasto a empresas del sector automotriz.

Otras consecuencias podrían afectar el tipo de cambio que se dispararía, además de que podrían registrarse caídas en la Bolsa Mexicana de Valores.

Esas serían las consecuencias de «un menor apetito por el riesgo en el mercado de capitales mexicano, así como por los efectos de menores rendimientos por el debilitamiento del peso», dijo Siller.

En la historia del comercio bilateral «nunca se ha llevado a cabo un cierre total de la frontera, el cierre de frontera más cercano ocurrió en 1969, bajo la presidencia de Richard Nixon», recordó la experta.

En efecto, para cumplir una promesa de campaña, el 21 de septiembre de 1969 Nixon lanzó durante 20 días la «operación intercepción» por aire, mar y tierra de la frontera sur, que causó demoras de hasta seis horas en el cruce legal de trabajadores y bienes.

Hace casi medio siglo, México respondió con la «operación dignidad», que fue un boicot al consumo de productos estadounidenses.

Tras negociaciones bilaterales ambos países lanzaron la «operación cooperación».

El otro episodio de 2001 fue una restricción parcial al ingreso de vehículos, después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de aquel año, con demoras de hasta 15 horas en algunos cruces fronterizos.

Te puedes interesar

Clausuran 16 corralones por cobros excesivos

La Secretaría de Movilidad del estado de México anunció que fueron clausurados 16 de los …