Últimas noticias

Caerá más de 20% la facturación a transportistas de carga en 2020

La crisis sanitaria por el Covid-19 está afectando severamente el bolsillo de los transportistas y, por desgracia, las secuelas continuarán durante el resto del año, incluyendo el flujo de efectivo.

De acuerdo con la última estimación de la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU, por sus siglas en inglés), las consecuencias del Covid-19 al transporte de carga, y las cadenas de suministro que de ellas dependen, no permitirá una recuperación a corto o mediano plazo.

“Nuestra investigación sobre el impacto económico global del Covid-19 en 2020 estima que los transportistas de mercancías enfrentarán, en promedio, una disminución en la facturación de más del 20% y, en algunos casos, mucho más alta”, sentenció Matthias Maedge, Director de Defensa de IRU.

Según transportistas consultados para esta nota, los ingresos para quienes operan el traslado de mercancías ha disminuido entre 30 y 40% durante el periodo de confinamiento. Derivado de ello, otros sectores también se han visto perjudicados como el de autopartes o las llanteras.

“El problema para las empresas de autotransporte es la liquidez, muchas están al borde de la bancarrota, y se espera que las dificultades financieras continúen al menos hasta 2022”, indica Umberto de Pretto, Secretario General de IRU.

|

El impacto en el transporte de pasajeros será aún peor

El propio Director de Defensa de IRU advirtió que las compañías de transporte de pasajeros se verán más afectadas en todo el mundo, incluyendo México.

De acuerdo con un análisis comparativo, desde el 20 de marzo hasta el 26 de mayo en las principales terminales de autobuses del país (2019 vs 2020), se muestra una contracción de 74.8% de los pasajeros transportados, mientras que las corridas de autobuses disminuyeron en 61%.

Según la Dirección General de Autotransporte Federal, la movilidad interurbana de pasajeros se contrajo desde 66% hasta 75% entre abril y mayo. Estrella Blanca tuvo una disminución total del 71.5% en los pasajeros transportados y del 58.9% en las corridas de autobuses.

La Terminal del Norte de la Ciudad de México redujo su aforo en 1.7 millones de pasajeros entre 2019 y 2020 durante el periodo de análisis, seguida por la Central de Autobuses de Guadalajara que disminuyó su flujo en casi 700 mil pasajeros durante estos dos meses

Opciones para apoyar a los transportistas (en teoría)

A la luz de todo lo anterior y tomando en cuenta el papel fundamental del sector transporte en la recuperación económica y social mundial, las recomendaciones de IRU se centran en tres objetivos generales:

1- Proporcionar seguridad a conductores, trabajadores del transporte y ciudadanos en las carreteras.

2- Mantener las cadenas de suministro y las redes de movilidad funcionando sin problemas, evitando prácticas como la sobreregulación.

3- Asegurar que las empresas transportistas (principalmente los hombres-camión) permanezcan en el negocio a través de políticas públicas que los favorezcan.

En el caso de nuestro país, ninguna de las tres recomendaciones se ha cumplido a cabalidad hasta el momento, lo cual podría incrementar las pérdidas para el sector transporte estimadas por IRU.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button