Cae venta de buques de segunda mano, pero los precios son irreales

La actividad de compraventa en el mercado de los portacontenedores de “segunda mano” se redujo drásticamente en el tercer trimestre, pero los precios siguen una tendencia al alza, ya que los armadores persiguen un conjunto más reducido de activos disponibles, reporta Alphaliner.

Los volúmenes de venta cayeron bruscamente en el periodo julio-septiembre con “sólo” 103 buques vendidos de una capacidad combinada de 380.000 TEUs. Se trata de un descenso significativo respecto a los 170 buques que sumaban 625.000 TEUs que cambiaron de manos en el segundo trimestre, mientras que junio marcó el punto álgido de este ciclo, con un récord de 73 buques vendidos en un mes.

Al igual que la tendencia general, el principal comprador del mercado, MSC, también redujo sus compras en el último trimestre, adquiriendo un total de 26 buques con una capacidad en conjunto de 111.000 TEUs, frente a las 40 unidades por un total de 161.150 TEUs del trimestre anterior.

Las líneas navieras siguen deseando añadir tonelaje en el contexto de un mercado de fletamento en ebullición, pero las condiciones del lado de la oferta han cambiado: muchos buques de propietarios no operadores están sujetos a contratos de fletamento a largo plazo y plurianuales, lo que significa que la entrega de los buques no puede producirse inmediatamente, lo que crea una apuesta sobre la duración de la bonanza actual.

También hay escasez de tonelaje en algunos segmentos clave, en particular en los segmentos de mayor tamaño. Las unidades de más de 7.500 TEUs representaron sólo el 8% de las ventas totales por número en el tercer trimestre. Y con los precios en alza, los compradores potenciales se han vuelto más cautelosos.

Aunque los volúmenes han caído, los precios han seguido subiendo. Por ejemplo, MSC pagó en junio US$36 millones por el “Nasia” (construido en 2005 actualmente denominado “Rubina Schulter”), construido en Hyundai Mipo, pero dos meses después pagó US$39 millones de dólares por su buque gemelo “Cordelia” (construida en 2003).

Más llamativo, el “Hawk Hunter” (construido en 2009), de 4.255 TEU, se compró por US$46 millones en junio, mientras que el “MP The Brown” (construido en 2009), de tamaño similar y 4.330 TEUs se compró por US$64 millones en septiembre, aunque este precio más elevado se debe en parte a que el buque está equipado con depuradores.

El segundo trimestre de 2021 pasará a la historia por los volúmenes vendidos sin precedentes en el mercado de los portacontenedores.

Ahora, entre las operaciones más destacadas del tercer trimestre se encuentra la venta en septiembre del “Cape Chronos” (construido en 2015) de 6.882 TEUs, a OM Maritime por US$132 millones.

Esta cifra es más del doble de los US$58 millones pagados por Cape Shipping a Hanjin Subic Bay (Filipinas) en 2013. Además, el buque no será entregado hasta enero de 2022.

En los tamaños más pequeños, Lomar Corp. recibió US$41 millones por el “FILIA T” (construido en 2019) de 1.774 TEUs y que fue ordenado en 2016 por US$20 millones.

En tanto, el armador chino Taizhoushi Dongcheng Yuan Shipping obtuvo US$44 millones por parte de Maersk en julio por el “Dong Cheng Bi Hai (construido en 2007) que adquirió en 2017 por solo US$5,5 millones.

Sin embargo, no todos los buques han visto una inflación de precios significativa. La empresa de capital privado estadounidense Oaktree Capital vendió el “Wide Bravo” de 5.466 TEUs (construido en 2014) a Danaos por US$43 millones, el mismo precio pagado por ordenar el buque a Hanjin Subic Bay en 2013.

Por MundoMarítimo

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button