Camiones y equipo de transporteInternacionalÚltimas noticias

Bolsa de valores de EUA investiga a Nikola por video fraudulento

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) investigará a Nikola, pues la firma automotriz es objeto de acusaciones de fraude y que ha dado lugar a la volatilidad en el precio de sus acciones, de acuerdo con un reporte de Bloomberg.

Los deseos de Nikola de parecerse lo máximo posible a Tesla empiezan a hacerse realidad: ambas tienen ya una investigación de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos a su nombre.

El regulador bursátil estadounidense ha iniciado las pesquisas para determinar si las acusaciones de fraude que ha lanzado Hindenburg son ciertas y si Nikola incumplió las normas que establece el supervisor.

De momento el expediente está en una fase inicial y no se espera que la SEC haga ninguna acusación, pero está claro que el informe que publicó Hindenburg el pasado 10 de septiembre ha despertado el interés de las autoridades bursátiles.

Según ha explicado Nikola en una nota, fue la propia compañía la que se puso en contacto con los funcionarios de la SEC para informarles de la situación. En la mañana del 11 de septiembre, apenas unas horas después de que las acusaciones de la firma de análisis sacudieran el parqué, ambas partes mantuvieron una videoconferencia y Nikola se prestó a colaborar en lo que fuera necesario.

“Hemos contactado e informado a la SEC sobre nuestras preocupaciones acerca del informe de Hindenburg. Vamos a cooperar con cualquier cuestión que tengan”, decía Nikola en un comunicado. Por su parte, el fundador de la firma de inversión, Nathan Anderson, afirmaba que están contentos por el hecho de que “el regulador esté examinando la situación”.

Nikola, que hace no mucho era la última sensación de Wall Street, tendrá que demostrarle a la SEC que el informe de Hindenburg tiene poco que ver con la realidad. De momento, el argumento principal en el que se basa ese análisis parece correcto: Nikola ha admitido que el vídeo en el que mostraba uno de sus camiones circulando a gran velocidad por una carretera era un engaño.

Al parecer, y siempre según lo desvelado por Hindenburg, Nikola y el equipo de rodaje se desplazaron hasta una carretera con un sostenido del 3% durante algo más de dos kilómetros y, sirviéndose de una grúa, subieron el camión a lo alto de la colina y simplemente lo dejaron caer. El vehículo no estaba propulsado por baterías, sino por la propia inercia.

La firma presidida por Trevor Milton ha admitido que el camión no estaba ni arrancado, aunque se defienden alegando que “nunca se decía que el vehículo tuviera su propia propulsión. Se usaba la expresión ‘en movimiento’ pero nunca ‘bajo su propia propulsión”.

Milton considera que usar el vídeo como una prueba de fraude es “irrelevante, excepto por el hecho de que los cortos lo usan como argumento principal”.

La cotizada estadounidense mantiene que todo se trata de una estrategia de los fondos colocados en corto, entre ellos Hindenburg, para hundir el precio de las acciones y así recoger beneficios. De momento, la compañía se ha puesto en manos del bufete Kirkland & Ellis para que les asesore en el proceso.

Las acusaciones le han costado un considerable golpe bursátil al fabricante de vehículos eléctricos. En los primeros compases de la sesión de este martes las caídas superaban el 7% después de rozar el 12% en el periodo de negociación ‘premarket’. Desde el 10 de septiembre, día de la publicación del informe, el retroceso supera el 20% y deja los títulos en el entorno de los 33 dólares, muy lejos de los casi 80 dólares en los que cotizaban el pasado 9 de junio.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button