Baterías de litio y pilas de combustible de hidrógeno moverán trenes de carga

La movilidad del futuro no se limita a la descarbonización y electrificación de los coches, sino de todo tipo de medios de transporte. Para ello, las empresas más punteras invierten cantidades estratosféricas en tecnología e I+D.

Trabajan a destajo en una carrera frenética por encontrar soluciones energéticas que supongan alternativas reales a medio e incluso corto plazo y que además, sean accesibles. Ejemplo de ello es General Motors, con su tecnología Ultium y el sistema de pilas de combustible HYDROTEC.

Si bien es cierto que, como comentábamos hace unos meses, el gigante de Detroit llega algo tarde a la era de la electrificación respecto a la competencia, ahora parece que ha cogido velocidad de crucero y apuesta por llevar un poco más lejos las piedras angulares de su estrategia.

De la mano de Wabtec Corporation,acaba de anunciar su entrada en el sector del ferrocarril eléctrico, pues ambas compañías han firmado un acuerdo de colaboración no vinculante, que sienta las bases hacia las locomotoras cero emisiones en EEUU.

Está claro que no es lo mismo desarrollar baterías y componentes para coches eléctricos que para trenes, así que Wabtec, partiendo de la base de la tecnología Ultium de General Motors, aportará al acuerdo su experiencia en cuanto a gestión de la energía y optimización de sistemas para desarrollar unas baterías adaptadas lo mejor posible a las locomotoras de transporte pesado.

Por su parte, la compañía ya cuenta con la locomotora FLXdrive: la primeradel mundo que es 100% eléctricay que, según sus datos, llega a reducir hasta un 30% las emisiones de CO₂ respecto a las locomotoras tradicionales cuando opera a 6 MWh.

En cuanto a las baterías en cuestión, se espera que la tecnología Ultium de General Motors proporcione la eficiencia, potencia y fiabilidad necesarias para las locomotoras. Ultium Cells LLC, la empresa conjunta de General Motors con LG Energy Solutions, está construyendo actualmente plantas de celdas de batería en Ohio y Tennessee para asegurar el suministro necesario.

El sector ferroviario “está en la cúspide de una transformación sostenible”, según Rafael Santana, CEO y presidente de Wabtec. La introducción de las baterías y el hidrógeno para alimentar las locomotoras son la base de esta estrategia.

Además de la implementación de la tecnología Ultium, su compañía pretende acelerar el camino hacia la descarbonización del transporte por ferrocarril con la adaptación de los sistemas de pila de combustible de hidrógeno HYDROTEC. Son sistemas compactos y fáciles de empaquetar y se fabrican por Fuel Cell Systems Manufacturing, empresa propiedad de General Motors y Honda.

Las redes ferroviarias son fundamentales para el transporte en toda América del Norte, y por tanto, el plan de Wabtec para descarbonizar el transporte pesado “ayuda a avanzar en nuestra visión de un mundo con cero accidentes, cero emisiones y cero congestión”, según Mark Reuss, presidente de General Motors.

Por el momento, ninguna de las dos compañías se ha querido pillar los dedos avanzado fechas concretas de las diferentes fases de implementación necesarias para alcanzar sus objetivos, pero de lograrlos a corto o medio plazo, estaríamos ante muy buenas noticias sobre el futuro del transporte.

Artículos relacionados

PUBLICA AQUI

Back to top button