Marítimo y portuarioÚltimas noticias

Así trata el Covid-19 al cana de Panamá

Pese a que la pandemia del coronavirus (Covid-19) ha afectado a la gran mayoría de las industrias del mundo, incluyendo la marítima, el Canal de Panamá aún no ha visto un impacto significativo en sus tránsitos De hecho, solo ha pasado de un promedio de 35 arribos por día a 34.

Además, la cola de buques que esperan para transitar se mantiene en niveles normales. Sin embargo, a medida que las consecuencias del virus comienzan a multiplicarse y los cambios en el sector se aceleran, el Canal se prepara para cambiar la forma en que hace negocios a largo plazo.

El administrador del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez, aseguró que no le preocupa comenzar a ver una reducción lenta del tránsito en la vía interoceánica. “Nuestro trabajo como centro logístico global es estar preparados para lo inesperado. Estamos capacitados para acomodar los flujos y reflujos del mercado, y tenemos más de un siglo de experiencia haciéndolo”, sostuvo.

Asimismo, dijo que están monitoreando de cerca las variables claves del mercado para garantizar que el servicio continúe atendiendo las necesidades de los mercados globales del mañana. “Prepararnos para pasado mañana y más allá sigue siendo igual, si no más importante, para la administración del Canal de Panamá. Todavía estamos avanzando diligentemente en nuestros planes y potenciales inversiones que aseguren la evolución y la competitividad continua de la vía acuática”, comentó Vásquez.

En ese sentido destacó que mantener la mirada en el largo plazo es crucial dadas las tendencias de la industria. Si bien las tensiones comerciales llevaron a que el volumen del comercio mundial de bienes disminuya un 0,1% en 2019, se espera que la caída sea mayor en 2020. También se proyecta que las exportaciones de América del Norte y Asia sufrirán la caída más grave, aunque casi todas las regiones verán bajas dos dígitos en los volúmenes comerciales. Esto, según Vásquez, indica que el cambio en la economía general de la oferta y la demanda que impulsa la industria marítima será permanente, lo que redefinirá la forma de negociar en el futuro.

Debido a lo anterior, el Canal de Panamá planifica una respuesta anticipada. Para eso seguirá de cerca cómo se reestructuran las cadenas de suministro en los próximos meses. “Cuando la pandemia de coronavirus se atenúe, también supervisaremos cuán consiste y agresivamente los gobiernos regulan la industria del transporte.

A través de este conocimiento, identificaremos y buscaremos oportunidades para agregar más valor a nuestros clientes, diversificar nuestra cartera y adaptarnos a la nueva ecuación de transporte. Esto se debe a que, como lo demostró la ampliación, el Canal de Panamá está comprometido con invertir en su futuro para servir mejor al comercio mundial”, manifestó Vásquez.

Asimismo, sostuvo que harán lo posible para ser un socio confiable y con condiciones de adaptarse.  “Nuestras nuevas medidas temporales ayudarán a mejorar los flujos de efectivo de las compañías navieras y proporcionarán más flexibilidad para que los clientes intercambien o sustituyan cupos de reserva entre su propia flota. Nuestro objetivo es reducir la carga financiera para nuestros clientes hoy, al tiempo que aseguramos que estamos listos para su futuro más brillante mañana”, concluyó el administrador del Canal de Panamá.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button
Close
Close