CargaInternacionalMarítimo y portuarioÚltimas noticias

Así le va al Canal de Panamá con la pandemia del Covid-19

El Canal de Panamá se rediseño con un conjunto de esclusas más grandes que costaron más de $ 5 mil millones en 2016, solo unos meses antes de que estallara una guerra comercial entre Estados Unidos y China, las dos fuentes de tránsito más grandes de la vía fluvial.

El canal, que depende de la disponibilidad de agua, sufrió una de sus peores sequías en 2019. Y luego vino el coronavirus.

Los transportistas recortaron los servicios de Asia-Costa Este que transitaban por el canal en el segundo trimestre de 2020. En el tercer trimestre, los importadores estadounidenses acudieron en masa a los servicios de Asia-Costa Oeste con tiempos de tránsito más rápidos.

Y sin embargo, a pesar de todo esto, el canal no está en modo de crisis. Lejos de ahi. Los volúmenes generales de carga están aumentando a medida que las ganancias en algunos segmentos compensan las disminuciones en otros.

Para ver cómo la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) navegó por COVID, la sequía y la guerra comercial, El portal especializado FreightWaves analizó las estadísticas de tránsito, incluidas las que no están disponibles abiertamente para el público, y entrevistó a Silvia de Marucci, gerente ejecutiva de la división de análisis económico de la ACP y investigación de mercado.

“Seguimos creciendo”, afirmó De Marucci. “Incluso en una pandemia. Y eso es muy tranquilizador “.

También es una señal muy tranquilizadora sobre la demanda de los consumidores estadounidenses. Los volúmenes de carga ahora están inundando los puertos de la costa oeste.

Pero según De Marucci, los flujos de la Costa Oeste no están robando volumen a la ruta Asia-Costa Este. Además de aumentar los volúmenes, toman la ruta más larga a través del canal.

Las consecuencias del contenedor de COVID

El año fiscal de la ACP va del 1 de octubre al 30 de septiembre. La ACP informó a principios de este mes que la masa de carga oceánica del año fiscal 2020 totalizó 255,77 millones de toneladas largas (1 tonelada larga = 2.240 libras). Eso aumentó un 1,1% interanual a pesar de la pandemia.

El tráfico oceánico medido en toneladas del Sistema de Medición Universal del Canal de Panamá (PC / SUAB), que evalúa la capacidad, aumentó un 1,2% interanual a 474,46 millones de PC / SUAB.

Mirando solo el sector de contenedores, la carga cayó un 1,5% a 56,14 millones de toneladas largas. Sin embargo, la capacidad facturada alcanzó un máximo histórico de 17 millones de unidades equivalentes a veinte pies (TEU). Eso fue un 1,7% interanual y un 40% más desde el año fiscal 2015, el año fiscal anterior a la apertura de las esclusas más grandes.

“El coronavirus comenzó a afectar el Canal de Panamá en abril”, dijo De Marucci a FreightWaves. “Nuestros volúmenes de abril comenzaron a caer, especialmente en carga en contenedores y GNL [gas natural licuado], embarcaciones de pasajeros [cruceros] y transportadores de vehículos. Esos cuatro mercados fueron los más afectados.

“Probablemente vimos una caída en los contenedores de alrededor del 6% en abril. Luego, alrededor del 12% en mayo y del 13 al 16% en junio. Pero después de eso, los volúmenes comenzaron a crecer y comenzaron a recuperarse. Terminamos muy cerca de nuestro presupuesto ”, informó.

También señaló que un comienzo muy sólido del año fiscal a fines de 2019 y principios de 2020 ayudó al recuento final del año fiscal 2020.

“La primera mitad del año [fiscal] estuvo fuera de la tabla, lo que mitigó muchas de las caídas que vimos en los próximos meses. Terminamos por debajo de nuestro presupuesto [para contenedores], pero eso es solo porque teníamos expectativas realmente positivas. No estamos descontentos. Dada la incertidumbre y el pésimo año, lo hicimos bien “.

Artículos relacionados

Publica aquí

Back to top button