Así combaten el robo a trenes en Tlaxcala

Al acercarse a la comunidad de Lázaro Cárdenas, en Huamantla, Tlaxcala, a la distancia, se alcanzan a ver los techados de dos grandes bodegas que contrastan con el caserío y la actividad económica de la población.

La comunidad es principalmente agrícola, de temporal, dedicada al cultivo de maíz; sus los pobladores se resguardan ante la presencia de la Guardia Nacional, actúan con desconfianza.

En ese punto, durante 2019 se registraron más 150 casos de robo a ferrocarriles de carga de las empresas Ferrosur y Kansas City Southern.

A 15 minutos de la localidad, en Acocotla, se instaló una de las cuatro subcoordinaciones para el programa de Acciones preventivas y de disuasión contra el saqueo de trenes, que operan en la ruta de las vías que cruzan por el estado, en su trayecto entre Veracruz, Hidalgo y la Ciudad de México.

Jaime Contreras, comisario general de la Guardia Nacional y coordinador estatal de la corporación en Tlaxcala, informó que en mayo del año pasado se desplegó de manera permanente la corporación en la entidad.

Además de trabajos de seguridad en carreteras, para prevenir el robo a transporte de carga, en apoyo a las policías Estatal y Municipal en las principales ciudades, una de las prioridades fue atender el robo a los trenes.

Son diferentes actividades, de acuerdo a las misiones que tenemos encomendadas; las principales son auxiliar a la población para poder mantener la seguridad que todo mundo desea.

Y en especial, ahorita nos encontramos en el área del tránsito de ferrocarril, ha sido muy afectado por los robos a este tipo de transporte, el cual se está combatiendo eficientemente, evitando el robo al mismo”, explicó el mando de la Guardia Nacional en Tlaxcala.

Barricadas sobre las vías

Los patrullajes de la Guardia Nacional a lo largo del recorrido de las vías de ferrocarril tienen como objetivo localizar barricadas que los pobladores colocan, elaboradas con piedras, palos, troncos y otros materiales.

De esta forma se obliga a los maquinistas a detener la marcha del tren, para evitar un posible descarrilamiento, lo que es aprovechado por los saqueadores para cortar los sistemas hidráulicos del convoy y robar la carga, explicó el oficial Guardia Nacional Virrueta, comandante de la Coordinación Regional de Acocotla.

Es un grupo bien organizado que se ha dedicado a esto por muchos años, así mismo cooptan a la población civil para que los ayuden y les hagan más fácil el robo”, explicó el mando encargado del operativo para combatir el saqueo a los trenes.

El trabajo de la Guardia Nacional es hacer la presencia para prevenir y evitar el robo a los trenes, pero las investigaciones están a cargo de otras autoridades.

Una de las hipótesis es que la mercancía robada era almacenada en las bodegas de la localidad, para venderlas después en mercados y tianguis de la zona.

Abordan a los trenes y lo comienzan a vandalizar, abren los seguros que llevan y bajan el producto, ya sean químicos, granos, electrodomésticos, cemento o cualquier material que transporten”, explicó el oficial Virrueta.

Las empresas Ferrosur y Kansas City Southern avisan sobre los horarios del paso de sus trenes, previamente el personal de la Guardia Nacional realiza los patrullajes, y si se ubica una barricada es retirada para permitir el paso libre de las máquinas.

En el año 2019 se tuvo un registro de 156 robos, posteriormente ya que llegó personal de la Guardia Nacional se redujo a 26 robos en el 2020, y actualmente en este año, en enero frustramos dos robos, hasta el momento no hubo éxito en ninguno”, explicó el oficial Virrueta.

Ferrosur colaboró con las instalaciones del campamento de Acocotla de la Guardia Nacional, que cuenta con siete dormitorios, una cocina, un comedor y oficinas administrativas.

Los grupos de saqueadores usan a mujeres y niños de muro, para enfrentar al personal de la corporación federal, cuando se despliegan para prevenir los robos.

Cuando nosotros acudimos, para tratar de impedir esto, hacen que la gente nos agreda, ya sea con piedras, palos, de manera verbal, usando sobre todo a mujeres, niños, personas de la tercera edad, a fin de que ellos puedan huir”, detalló el oficial Virrueta.

El 24 de octubre del año pasado, en uno de estos enfrentamientos, resultó lesionada severamente una elemento de este grupo, quien recibió un golpe severo en el ojo derecho con una piedra.

Artículos relacionados

Un comentario

  1. Se necesita mano dura del gobierno, los delincuentes ya no le temen a la guardia nacional, es más los agreden, si López Obrador sigue tolerando la delincuncia con abrazos no balazos se le va a salir de control, la delicuncia se burla de la autoridad, tiene que existir un estado de derecho, nos guste o no con mano firme, al mexicano no nos gusta respetar le gusta que le impongan.

Publica aquí

Back to top button