6 tips para cargar la batería de un coche eléctrico

Parece fácil, conectar el cargador y esperar el tiempo necesario para que la batería se llene de energía. Parece fácil y es fácil, pero hay unos cuantos trucos que pueden optimizar el proceso de carga. Van seis consejos para cargar la batería de un coche eléctrico.

Lo hemos dicho muchas veces: la batería es el elemento más importante de un coche eléctrico. Es la que determina factores tan importantes como la autonomía; por eso, necesita unos cuidados para que funcione a pleno rendimiento durante el mayor tiempo posible.

Estos son unos consejos para cargar la batería de un coche eléctrico de la forma más eficiente y eficaz.

No dejar que se descargue por completo

Lo de que es bueno dejar que la batería se descargue por completo antes de acudir al punto de carga es un falso mito que hemos heredado de los primeros teléfonos móviles. Estos tenían baterías de níquel, un material con el que sí era recomendable una descarga completa.

No es así con los coches eléctricos que cuentan, en su mayoría, con baterías hechas de iones de litio.

Las baterías de ion-litio no tienen efecto memoria; al contrario, su vida útil se mide en ciclos de carga completos por lo que no esperar a que se agote toda la carga alarga su vida útil.

No la cargues más tiempo del debido

Del mismo modo que no es recomendable dejar que se quede a cero de carga, no lo es dejar el coche enchufado una vez que la carga ha terminado.

Para evitar que esto suceda, la mayoría de los cargadores cuentan con un modo inteligente que detiene la transferencia de energía cuando la carga llega al cien por cien.

No dejes tu coche sin cargar durante largos períodos

Los expertos desaconsejan cargar la batería al menos una vez cada 15 días, aunque no vayas a usarlo.

Además, si el vehículo ha permanecido tiempo parado, el consejo es cargar al menos un 20% antes de volver a usarlo. Y si el tiempo de espera ha sido de varios meses, lo aconsejables es hacer un par de cargas de hasta el 80% antes de retomar su uso.

Conducir de modo eficiente

La conducción eficiente aumenta la autonomía porque reduce el consumo de electricidad. Esto a la larga beneficia a la baterías porque su carga durará más y tendrá que pasar menos veces por el punto de recarga.

Especial cuidado en verano

Las baterías de los coches eléctricos no se llevan nada bien con el calor que reduce su vida útil. Por eso es recomendable dejar el coche conectado siempre que sea posible para que el sistema de refrigeración esté funcionando.

No abuses de las cargas rápidas

Hay momentos en los que es necesario cargar la batería lo antes posible, pero cuando no lo es lo mejor es utilizar la carga normal.

Fuente Movilidad Eléctrica

Te puedes interesar

Gobierno vio a NOM-016 sobre Diésel UBA

La secretaria de Energía, de Rocío Nahle, y Petróleos Mexicanos, de Octavio Romero, estarían incurriendo …