Wifi en el avión, la nueva competencia

La instalación de internet en aeronaves está enfocada inicialmente para atender a turistas de negocios.

Olvídate de la champaña, de las camas totalmente planas y de las duchas a bordo. Para los viajeros de negocios en las aerolíneas lo que debe de haber estos días es wifi.
En los últimos años, las aerolíneas europeas se apresuraron a instalar conectividad de internet en un intento por ponerse a la par con sus rivales estadunidenses y del Golfo, que fueron las primeras en responder a la creciente demanda de wifi en el cielo.
Aerolíneas como Air France-KLM, British Airways y Virgin Atlantic hasta las de bajo costo, como easyJet, planean contar con servicio de wifi a bordo de sus aeronaves, ya que la tecnología madura y se vuelve más asequible. El mes pasado, Lufthansa dio a conocer sus planes de ofrecer internet de banda ancha en todos sus vuelos de corta y mediana distancia a partir de principios de verano del próximo año.
Las líneas aéreas europeas también tienen que superar retos tecnológicos. Las aerolíneas domésticas de Estados Unidos tienen acceso a una red barata de aire a tierra que maneja Gogo y cuesta alrededor de 80,000 dólares por avión y se puede instalar de un día para otro.
Pero las líneas aéreas europeas tienen que utilizar una tecnología satelital más cara debido a que tienen que cruzar cordilleras y océanos, y estos sistemas pueden llegar a costar hasta 400,000 dólares por avión, más otros 100,000 para su instalación.
Como resultado, United Airlines ofrece internet inalámbrico en 85 por ciento de su flota, mientras que Air France y British Airways lo ofrece solo en uno y dos aviones, respectivamente.
Sin embargo, los analistas dicen que a pesar de los costos, las expectativas de los pasajeros obligan a las aerolíneas europeas a competir.
Olivier Fainsilber, socio de la consultora Oliver Wyman, dice: “Tienen que enfocarse en mantenerse a la par de las aerolíneas de Medio Oriente en cuanto a servicio y comodidad de los pasajeros, y el wifi probablemente es donde próximamente se van a enfocar”.
Además de ganar —o mantener— clientes, el wifi también ofrece a las aerolíneas oportunidades de publicidad comercial y de mercadotecnia.
“Ahora los vuelos es donde las aerolíneas están conectadas el mayor tiempo con sus clientes”, señala Françoise Rodríguez, director de mercadotecnia y estrategia del proveedor de wifi Sita OnAir. “Todo lo demás se hace en línea, como el registro, así que ofrecer servicios digitales puede ayudar a personalizar la experiencia para los pasajeros”.
Rodríguez cree que las aerolíneas pueden utilizar el wifi para garantizar un proceso de vuelo agradable para los clientes. Esto puede involucrar el envío de alertas para decir en dónde se encontrará su equipaje o para ofrecer la opción de reservar un taxi a su llegada.
El valor recae en los servicios de mercadotecnia y socios para la mayoría de las líneas aéreas, creen la mayoría de los analistas, ya que es difícil ganar mucho dinero con la venta de acceso a wifi a los clientes, quienes están acostumbrados a tener acceso gratis en tiendas y cafés.
Sita OnAir dice que el wifi se utiliza entre 30 y 40 por ciento cuando es gratuito, pero que es de entre 5 y 6 por ciento si los clientes tienen que pagar.
En octubre pasado, la aerolínea Emirates tomó la decisión de dar wifi limitado gratuito y registró un incremento de cinco veces en el uso. “Los clientes buscan wifi gratuito en movimiento, especialmente cuando viajan, y se vuelve una norma para la mayoría de las personas que quieren permanecer conectadas a través de las redes sociales y los mensajes instantáneos”, explica Patrick Brannelly, vicepresidente de división de experiencia del cliente de Emirates.
Pero se vuelve más difícil de justificar el acceso gratuito y el modelo de mercadotecnia para los vuelos de corta distancia en Europa, dice Tim Farrar, analista de telecomunicaciones de TMF Associates. OAG, la compañía de datos de vuelos, calcula que el vuelo promedio en Europa occidental es de una hora con 46 minutos, en comparación con dos horas y cuatro minutos del vuelo doméstico en Estados Unidos.
“Es interesante que las líneas aéreas en Europa que cuentan hasta el momento con wifi están en su mayoría en la periferia de Europa, como Norwegian y Aer Lingus”, dice Farrar. “Las dos tienen un promedio de vuelo más largo en comparación con Lufthansa o Air France”.
Los proveedores de tecnología ayudan a hacer que el modelo de negocio sea más atractivo para las aerolíneas europeas. Inmarsat, la compañía satelital del Reino Unido, lanzará el próximo año su nueva red de banda ancha vía satélite, Global Xpress. Esta ofrece una mejor calidad de wifi aéreo y utiliza equipo más ligero, por lo que disminuye el consumo de combustible —y por lo tanto el costo— para la aerolínea. Lufthansa será la primera aerolínea que se asocie con Inmarsat, pero easyJet y British Airways están en negociaciones con la compañía.
Leo Mondale, presidente de Inmarsat Aviation, tiene confianza en que su solución de un híbrido satelital y terrestre con un peso más ligero tendrá una creciente aceptación en Europa. “Una vez que la aerolínea vea que hay una solución que supera a las alternativas disponibles y pesa un par de cientos de kilos menos por avión, tendrán que buscarla”, dice.
Anteriormente easyJet descartó utilizar wifi, pero Ian Davies, el director de ingeniería de la aerolínea, dijo que los proveedores de tecnología de segunda generación, como Inmarsat, están cerca de resolver sus preocupaciones.
“EasyJet cree que ya no es una cuestión de si, sino de cuándo podemos instalar un producto que funcione bien para nuestros pasajeros y para la aerolínea”, dice.
Otros proveedores de tecnología ayudan a compensar los costos, por ejemplo, Panasonic Avionics, un proveedor de sistemas de wifi satelital, desarrolló una nueva antena de bajo perfil que reduce el consumo de combustible a través de la reducción de 65 por ciento en el peso y resistencia.
Panasonic estima que hay alrededor de 12,000 aviones de fuselaje estrecho que tienen demanda de wifi. “Nuestra expectativa para los próximos cinco años es que pocas veces verás que un avión salga de la línea de producción, ya sea de fuselaje estrecho o ancho, que no tenga alguna forma de conectividad”, dice Neil James, director ejecutivo de ventas corporativas y administración de producto de Panasonic Avionics.
Para algunas aerolíneas de bajo costo, el wifi se mantiene como un lujo innecesario. Ryanair, la línea aérea de bajo costo más grande de Europa, no tiene planes de ofrecerlo en el corto plazo, de acuerdo con el presidente ejecutivo Michael O’Leary. “La gente no paga los costos de eso en un vuelo de una hora”, dice.
80 mil dls.

Costo de instalar wifi en cada avión con base en Estados Unidos.

400 mil

Monto de la instalación en aerolíneas europeas, debido a las rutas.

40%

Proporción en el uso de internet cuando es gratuito; baja a 6% cuando tiene algún costo.

12 mil

Cifra de aviones de fuselaje que tienen demanda de wifi.

Fuente Finantial Times

Te puedes interesar

Ataque a Ferromex aumenta 114%; fuera de control tramo Veracruz-CDMX

Lourdes Aranda, directora de Relaciones Gubernamentales de Ferromex y Ferrosur, dijo que en los últimos …