VW aún no paga multa de la Profepa por 168 mdp

Volkswagen no ha pagado una multa que le impuso la Profepa, por haber vendido vehículos de las marcas Audi, Bentley, Porsche, Seat y VW que no tenían los certificados de cumplimiento ambiental tras interponer un recurso legal.

Volkswagen de México, la subsidiaria del mayor fabricante alemán de autos, no ha pagado una multa que le impuso la Procuraduría Federal de Protección Ambiental, por haber vendido vehículos de las marcas Audi, Bentley, Porsche, Seat y Volkswagen que no tenían los certificados específicos de cumplimiento ambiental, debido a que interpuso un recurso legal contra esa sanción.

La Profepa, agencia encargada de verificar el cumplimiento de las normas ambientales del país, multó a Volkswagen con 168 millones de pesos (unos 8.3 millones de dólares) por comercializar 45,494 vehículos modelo 2016 que no contaban con los certificados que aseguraban que esos autos cumplían con los límites máximos de emisión de contaminantes o de generación de ruido.
Sin embargo, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) confirmó a Infosel, a través de una solicitud de información, que no ha recibido el pago correspondiente a esa multa.

Volkswagen presentó una demanda de nulidad en contra de la sanción que le impuso Profepa en febrero de este año, por lo que la dependencia no podrá cobrar la multa hasta que el sistema judicial determine si es procedente.

“La multa a VW no ha sido cobrada porque no se ha enviado al SAT para su ejecución en razón de haberse presentado una demanda de nulidad en contra de la resolución en la que se impuso la sanción”, dijo Profepa a preguntas enviadas por Infosel, a través de correo electrónico. “Hasta no resolverse el juicio correspondiente no podrá determinarse si la multa puede o no cobrarse”.

La sanción de Profepa es independiente de las investigaciones que inició la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en colaboración con el Instituto Mexicano del Petróleo, para determinar si el desempeño ambiental de los vehículos diésel en circulación que Volkswagen comercializó en México entre el 2009 y 2015 pudieron contar con un programa de cómputo para reducir las emisiones al momento en el que los vehículos eran verificados.

 

Esa investigación se originó tras una similar en Estados Unidos, donde se reveló que algunos vehículos motores diésel de Volkswagen contaban con un software para engañar a las autoridades que verifican las emisiones de gases de efecto invernadero. En México, Volkswagen ha vendido muy pocos de esos autos.

No obstante, respecto a la multa de Profepa, la compañía en ese entonces atribuyó la sanción a un error administrativo interno y dijo que esos vehículos fueron comercializados hasta octubre del año pasado.

Infosel buscó a Volkswagen para conocer su postura respecto al proceso legal, pero la compañía prefirió no hacer comentarios.
“Tratándose de un proceso legal en curso, no podemos hacer comentarios al respecto”, informó Volkswagen a Sentido Común a través de un correo electrónico. “Volkswagen de México reitera su total apego al cumplimiento de la reglamentación y normatividad del marco legal vigente”.

“Todos los vehículos del Grupo Volkswagen que se comercializan actualmente, y que se comercializaron en el pasado en el mercado mexicano, cumplen con la normatividad vigente en materia ambiental”, agregó la compañía.

Fuente El Economista

Te puedes interesar

Interjet inicia operaciones ruta Bajío-Los Ángeles

  Con los tradicionales actos simbólicos del corte de listón y el arco de agua, …