VW Golf TDI clean diesel

Volkswagen reacondicionará 11 millones de vehículos

Volkswagen anunció que llamará a revisión hasta 11 millones de vehículos y reestructurará a su principal división, en un intento por aplacar el escándalo surgido por la adulteración de unas pruebas de emisiones de gases en autos a diésel en Estados Unidos.

El nuevo jefe de la automotriz alemana, Matthias Müller, dijo que Volkswagen pedirá “en los próximos días” a sus clientes que sometan a un reacondicionamiento a los modelos diésel equipados con un software que oculta el volumen real de emisiones, un plan que según analistas podría costarle más de 6,500 millones de dólares (mdd).

Volkswagen ha admitido haber manipulado las pruebas de emisiones de gases tóxicos en sus vehículos diésel en Estados Unidos, y el Ministerio de Transporte alemán dijo que la práctica ilegal también fue detectada en Europa, donde la compañía vende alrededor del 40% de sus autos.

La automotriz se encuentra bajo una enorme presión para hacer frente a la mayor crisis en su 78 años de historia, que ha causado la pérdida de más de un tercio en su valorización de mercado, remeció a las acciones del sector automotor global y podría perjudicar a la economía alemana.

“Nos espera un camino arduo y mucho trabajo duro”, dijo Müller en una reunión privada realizada tarde el lunes con 1,000 ejecutivos de alto rango en la sede de Volkswagen situada en la ciudad alemana de Wolfsburgo.

“Sólo seremos capaces de progresar a cada paso y habrá reveses”, añadió, según el texto al que Reuters tuvo acceso.

Volkswagen no especificó cómo se realizará el reacondicionamiento de sus vehículos, equipados con un software que altera el volumen de emisiones de gases para cumplir con las regulaciones, o cómo el proceso podría afectar la eficiencia o el rendimiento de los autos, que son consideraciones importantes para los clientes.

 

Bochorno

La adulteración de las emisiones permitía a Volkswagen mantener bajos costos por los motores, en el marco de una estrategia de “combustible diésel limpio” que era popular en Europa, ayudando a su vez a mejorar los resultados de la empresa en Estados Unidos.

Müller fue nombrado presidente ejecutivo el viernes en reemplazo de Martin Winterkorn, quien está siendo investigado por fiscales alemanes por acusaciones de fraude.

El escándalo es un bochorno para Alemania, que por años ha considerado a Volkswagen un modelo de la tecnología del país y había defendido a la empresa de las normas más estrictas de los reguladores contra las automotrices.

La industria alemana de autos emplea a más de 750,000 personas y es una fuente importante de exportaciones.

El regulador alemán KBA estableció como plazo hasta el 7 de octubre para que Volkswagen presente un plan que le permita acoplar el nivel de emisiones de sus motores a diésel con la normativa legal.

El Ministerio de Transporte alemán dijo el martes que creó una comisión de investigación y que mantiene discusiones con la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos sobre el caso.

Por separado, Müller dijo que la división central VW de Volkswagen, que enfrenta altos costos fijos y bajos márgenes de ganancia, será capaz en el futuro de actuar con mayor autonomía respecto de las marcas insignia Audi y Porsche.

“La nueva estructura de la empresa es un primer paso y la base para una modernización de VW, por una nueva y mejor compañía”, dijo.

 

 

Fuente Forbes

Te puedes interesar

Hasta 3 asaltos diarios a camiones de carga en Puebla

Hasta 3 asaltos diarios a conductores de camiones de carga, en diferentes carreteras de la …