Volkswagen podría dejar de pagarle a sus accionistas

Volkswagen no acaba de remontar la crisis tras el escándalo de manipulación de automóviles que puso a la compañía alemana en el foco de la atención mundial, cuando se anuncia la probable suspensión del pago de dividendos a sus accionistas.

“En el caso de que Volkswagen logre un superávit, la supresión del dividendo sería una afrenta”, dijo este martes a la prensa Alexander Richard von Vietinghoff-Scheel, de la Asociación Alemana de Tenedores de Acciones (DSW, por sus siglas en alemán).

La DSW entiende que el fabricante de autos podría presentar un balance positivo del año 2015, a pesar del escándalo de manipulación de vehículos. Para comprobarlo, no obstante habrá que esperar al 28 de abril, fecha en la que el consorcio dará a conocer en Wolfsburg las cifras de la empresa.

“Si no hubiese beneficios, la supresión de los dividendos sería comprensible para los accionistas”, dijo von Vietinghoff-Scheel. En general, la congelación de los dividendos es para los pequeños accionistas un problema porque muchos “son dependientes de él”.

La noticia de la posible suspensión del cobro de dividendos fue recibida con escepticismo en los mercados y Volkswagen caía este martes en la Bolsa 1.6%. Además, las informaciones que llegan desde Estados Unidos tampoco ayudan a levantar cabeza a la compañía. Así, la Comisión Federal del Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) anunció en las últimas horas en Washington el inicio de un proceso contra Volkswagen por haber cometido un delito de publicidad engañosa en los autos que fueron manipulados.

La autoridad acusa a la fabricante de vehículos de vender entre 2008 y 2015 más de 550 mil automóviles bajo pretextos falsos. “Nuestra demanda busca compensar a los consumidores porque estos vehículos se vendieron en base a prácticas fraudulentas y desleales”, aseguró la presidenta de la FTC, Edith Ramírez.

Desde la sede de la compañía en Wolfsburg, un portavoz indicó que habían recibido la demanda y que continuarían colaborando con las autoridades estadunidenses. La FTC considera que la fabricante alemana engañó durante siete años a los consumidores al vender sus autos como “limpios” y no contaminantes, lo cual ha resultado no ser cierto.

Volkswagen se enfrenta en Estados Unidos a cientos de querellas civiles, entre ellas una del Ministerio de Justicia interpuesta en nombre de la Agencia del Medio Ambiente. En los próximos meses, el consorcio alemán podría tener que hacer frente a sanciones y multas por valor de miles de millones.

 

 

Fuente: Economía hoy

Te puedes interesar

Hasta 3 asaltos diarios a camiones de carga en Puebla

Hasta 3 asaltos diarios a conductores de camiones de carga, en diferentes carreteras de la …