Volaris es la más afectada con nuevo convenio bilateral 

Volaris podría ser la empresa del sector aéreo más afectada por la entrada en vigor del acuerdo de cielos abiertos entre México y Estados Unidos, mientras que Aeroméxico y los grupos aeroportuarios resultarán favorecidos con el convenio, coincidieron analistas.

Ambas aerolíneas cerraron positivamente su desempeño en la Bolsa Mexicana de Valores una semana después de aprobado el acuerdo.

En tanto, los grupos aeroportuarios presentaron pérdidas en el valor de su acción al cierre del mismo periodo. Las dos líneas aéreas cerraron con ganancias en el precio de su acción.

Volaris cerró en 33.31 pesos por papel, un incremento de 2.18% con respecto a la jornada del jueves, que terminó en 33.28 por ciento. En tanto, el papel de Aeroméxico cerró en 37.44 pesos por unidad, lo que significó un leve incremento de 0.19% con respecto a 37.27 pesos de la jornada previa.

Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) presentó un decremento de 1.81%, al pasar de 285.91 pesos por acción durante el jueves a 285.63 durante la última jornada de la semana.

Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) tuvo una pérdida de 1.59%, al cerrar el viernes en 186.6 respecto de 186.67 de la jornada previa.

En tanto, Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) cayó 1.94%, al llegar a 116.1 pesos desde 116.11 durante la jornada del jueves.

Sin embargo, analistas esperan que los grupos aeroportuarios sean los más favorecidos con este convenio.
Los destinos que principalmente aprovecharán las aerolíneas mexicanas son Los Ángeles, Houston, Miami y Nueva York. En tanto, los destinos que más beneficio tendrán de Estados Unidos hacia México son Cancún, Puerto Vallarta, Los Cabos, Guadalajara y Tijuana.

Para Alessandra Ortiz Rodríguez, analista financiero de Masari Casa de Bolsa, el más beneficiado será Asur.
“El acuerdo de cielos abiertos les beneficiará en mayor medida a los grupos aeroportuarios, más que a las aerolíneas, porque los principales destinos son de playa y uno de estos grupos tiene, por ejemplo, el aeropuerto de Cancún”, comentó.

Para Lucía Tamez, analista del sector aeroportuario de Signum Research, el acuerdo de cielos abiertos beneficiará de forma muy importante a los grupos aeroportuarios, porque dependen del flujo de pasajeros.

“Los dos grupos que se verán más beneficiados son GAP y Asur, sin lugar a dudas. De Asur, por ejemplo, 70% de su tráfico es hacia el aeropuerto de Cancún y en el aeropuerto de Cancún, 70% de los pasajeros son extranjeros y principalmente estadounidenses. Asur va a ser muy beneficiado por este acuerdo”, comentó Tamez.

Agregó que el otro grupo en tener mejoras será GAP, mientras que OMA, por depender mucho de Monterrey y tener menor tráfico extranjero, no obtendrá tantos beneficios.

“GAP será beneficiado sobre todo en el sector carga, especialmente en Tijuana; sin embargo, GAP también está muy diversificado, por lo que tiene el lado de carga en Tijuana, el lado de placer que es Puerto Vallarta y Los Cabos y el lado de negocios que es Guadalajara, por lo que también tendrá beneficios”, añadió Tamez.

Líneas aéreas

Para las analistas, las líneas aéreas tendrán una respuesta diferente a la de los grupos aeroportuarios, debido a la competencia que llegará por parte de empresas estadounidenses.

Coincidieron en que el panorama para Aeroméxico es más benéfico, a pesar de ser la segunda línea aérea con destinos a Estados Unidos, con 19 puntos de llegada.

“Aeroméxico trae una ventaja todavía más grande por el acuerdo con Delta, en primer lugar, y en segundo plano, porque tiene una mayor capacidad, tiene mayor flota que Volaris”, comentó Alessandra Ortiz.

Lucía Tamez explicó que “Aeroméxico tiene previsto su acuerdo con Delta, lo cual va a solidificar el acuerdo, ya que es más probable que se dé el pacto y con un beneficio mayor”.

Nubarrones

Volaris podría tener un panorama más nublado, debido a que con el acuerdo de cielos abiertos llegarán más líneas aéreas a competir, lo que podría afectar los resultados de su política de bajos precios.

Lucía Tamez dijo que “van a llegar a México Delta, SouthWest y American Airlines y el resto son de bajo costo; ¿qué tanto van a poder sacrificar el rendimiento tarifario si empieza a tener más competencia?”, destacó.

La experta de Signum Research comentó que Volaris reduce de 2 a 3% sus tarifas anualmente, porque tiene una política de ser línea de bajo costo, pero lo compensan con los ingresos adicionales, como cobros por comida y peso de equipaje.

“La pregunta es ¿cuánto más pueden aguantar bajando los precios sin perjudicar la rentabilidad de la empresa? Ese costo lo compensan con sus ingresos adicionales”, aseguró Alessandra Ortiz.

Volaris es la línea aérea que más destinos tiene actualmente hacia Estados Unidos con 36 rutas y para el 2017 proyecta aumentar a 130 rutas.

Actualmente, las empresas estadounidenses controlan cerca de 75% de los vuelos entre México y Estados Unidos y el restante 25% corresponde a empresas nacionales.

Fuente  El Economista

Te puedes interesar

Concamin y autotransportistas a favor de plan de cabotaje 

 La Comisión de Marina de la Cámara de Diputados recibió de la Confederación de Cámaras …