(Video) Vittal dron, el salvavidas aéreo 

Una empresa de emergencias extrahospitalarias presentó un dron capaz de trasladar un desfibrilador externo automático para atender a personas que sufran un paro cardiorespiratorio en lugares de difícil acceso y al aire libre.

Se trata del “Vittal dron”, un vehículo aéreo remotamente piloteado que, por las características propias de esta tecnología, es capaz de llegar con su carga más rápido que una ambulancia, ya que puede volar en línea recta y a elevada altura, evitando todos los obstáculos de tráfico.

“Como es sabido, en casos de muerte súbita, la llegada rápida del DEA -antes de los tres minutos- aumenta las posibilidades de sobrevida en un 75 por ciento”, aseguró el director médico de Vittal, Silvio Aguilera.
“En estos casos, el dron reduce la llamada ‘brecha’ entre la muerte súbita y la llegada del desfribrilador: los resultados médicos pueden ser mejorados y se pueden salvar vidas”, agregó.

Cuando el dron llega al lugar del hecho, el socorrista -que ya se encuentra aplicando la técnica de resucitación cardiopulmonar (RCP)– accede al DEA y el dispositivo lo guía paso a paso en el procedimiento para realizar una desfibrilación exitosa y segura para ambos, explicó.

“El dron baja a una altura de tres ó cuatro metros y arroja el desfribilador, que no se rompe si cayera accidentalmente al piso. Había otras formas de hacerlo descender, como el paracaídas y el aterrizaje, pero el uso efectivo del paracaídas está ligado a condiciones climáticas y el aterrizaje se dificulta en lugares con mucho público o puede resultar de riesgo para las personas”, agregó.

Paralelamente y dado que este dron “no reemplaza a la ambulancia”, un equipo médico de la empresa de emergencias se dirige hasta el lugar donde se encuentra la persona descompensada para su completa asistencia y trasladado a un centro médico.

“Diría que es novedoso hasta a nivel internacional, porque en el mundo hay algunos modelos experimentales, pero no hay nada en bibiliografía que en algunos países se este utilizando para el transporte de desfibriladores”, aseguró Aguilera.

El DEA, resguardado en el corazón del drone, tiene la capacidad de detectar una fibrilación ventricular, administrar un choque eléctrico para cortar la arritmia y lograr que el corazón vuelva a latir.

De 7,5 kilos de peso, este dron puede desarrollar una velocidad de hasta 36 kilómetros por hora, tiene una autonomía de vuelo de 10 minutos y se desplaza a una altura máxima de 122 metros.

Fuente: Télam

Te puedes interesar

El futuro del turismo en México viene en tren

Hace apenas algunos años, el turismo ferroviario comenzó a dar sus primeros pasos en México, …