Urge Came en regular diesel y aplicar verificaciones a camiones de carga

La Ciudad de México debe ser la primera en regular el uso de diesel y la verificación de camiones de carga que emiten con el uso de este combustible partículas menores de 10 y 2.5 micrómetros, uno de las principales contaminantes del aire. Así lo expuso Adrián Fernández, consejero de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) y miembro del consejo de seguimiento en calidad del aire del Gobierno capitalino.

“En una reunión con las autoridades ambientales, vamos a plantear que se asuman prioridades para disminuir la contaminación y, sin duda, la número uno tiene que ser controlar las emisiones diesel”, subrayó el director de Iniciativa Climática Regional de América Latina (LARCI).

“Hay que declarar la guerra a la contaminación por diesel”, puntualizó.

Las medidas que deben instrumentar los gobiernos federal y de los seis estados integrados en la CAME tienen que ser extender el programa de autorregulación, al que voluntariamente se adhieren empresas con flotillas de motor diesel.

Es un programa, añadió, en curso en Ciudad y en menor medida en los municipios conurbados del Estado de México, que consiste en que las empresas asumen el compromiso de ingresar a un mantenimiento periódico de los vehículos.

En vez de verificar cada seis meses, que sea cada tres y, a cambio, se les exenta del Hoy No Circula, una vez que con el mantenimiento y mediciones acrediten una disminución en las emisiones.

California, Estados Unidos, explicó, emprendió ya un programa similar.

“Donde un millón de camiones pesados diesel fueron obligados a equiparse con filtros y sistemas reductores en la producción de micropartículas, un plan llamado retrofit”, indicó el expresidentes del Instituto Nacional de Ecología.

Con ello, se induce la renovación de camiones, que en México han crecido y se han convertido en fuente principal de contaminación.

“Para operar estos programas, el gobierno federal y Petróleos Mexicanos tienen que comprometerse a generalizar en el país la distribución de diesel de bajo azufre, porque en el Valle de México, Monterrey y Guadalajara entran camiones de otros estados, en donde quizá no hay diesel UBA (Ultra Bajo Azufre)”, indicó Fernández.

Los camiones y tráileres diesel producen entre sus emisiones, explicó, partículas menores de 2.5 micrómetros, que contienen compuestos cancerígenos.

“Circulan en avenidas en las que forman corredores de contaminación por PM 2.5, por lo que debe también crearse un umbral para contingencias (por estas partículas) en las que el objetivo sea disminuir cada vez más las concentraciones de este contaminante”, apuntó Fernández.

Fuente Reforma

Te puedes interesar

Tráfico aéreo entre países del TLCAN creció 13.3% el último año

El movimiento de usuarios entre el país con las naciones del Tratado de Libre Comercio …