Urge a ASA terminar con el monopolio de turbosina

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) pidió eliminar la exclusividad que tiene Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) para almacenar, comercializar y suministrar los combustibles a las aeronaves, porque impide que existan precios competitivos.

El organismo regulador detalló que al sólo existir una empresa proveedora de esos servicios, los precios de la turbosina son de los más caros de América del Norte, lo que va en detrimento de las tarifas aéreas.

De acuerdo con la Cofece, los altos precios del combustible tienen un impacto en los gastos operativos de las aerolíneas, porque el abastecimiento de turbosina representa casi 30% de los gastos operativos de las empresas aéreas.

Este costo en el carburante evita que las aerolíneas y pasajeros accedan a mejores precios, detalló la institución reguladora.

En el documento de Opinión, la comisión pidió a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dar celeridad a la apertura de mercado en los aeropuertos, eliminar el régimen de exclusividad y adecuar los contratos celebrados por ASA con otros comercializadores, operadores y aerolíneas.

La Cofece expuso que en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México, la SCT tiene que adjudicar, mediante proceso abierto y competido, la construcción de instalaciones de almacenamiento, suministro y cualquier otro servicio de combustibles aéreos, y evitar otorgar exclusividad a ASA durante el proceso.

También manifestó que ASA debe presentar y cumplir con un cronograma de acciones para la separación legal de la comercialización y almacenamiento de combustibles, porque de manera provisional, la Comisión Reguladora de Energía le otorgó un permiso para que continúe suministrando turbosina en aeropuertos, bajo la condición de que para renovarlo debe desaparecer la exclusividad.

Nueva observacción. Esta es la tercera observación en el año que hace la Cofece en contra de productos que se comercializan en el mercado del sector energético.

La comisión detalló que el sistema de comercialización y venta de la turbosina en los aeropuertos genera que se tengan los precios “más caros de abastecimiento en la región”.

En promedio, en los últimos cinco años el litro de turbosina se comercializó dos pesos más caro que en Estados Unidos.

En enero, el precio de la turbosina en el aeropuerto capitalino fue de 12.83 pesos por litro, de acuerdo con Pemex, lo que significó un incremento de 92% con respecto a los 6.53 pesos con los que se ofertó en promedio en 2015.

Para la Cofece, “la brecha entre los precios nacionales y regionales refleja, entre otras cuestiones, la restricción al funcionamiento eficiente del mercado de turbosina que de facto opera en un régimen de exclusividad”, aseveró en el documento.

En enero pasado, EL UNIVERSAL publicó una nota en la que se informó que el precio de los boletos de avión en México se incrementó en 22.7% en diciembre con respecto a noviembre de 2017, el mayor aumento desde enero de 1983, de acuerdo con datos del Inegi.

Luego de que en semanas previas Pemex inició dos investigaciones, una por presuntas prácticas monopólicas en el mercado del gas LP y otra por colusiones en la venta de gasolinas, el pleno de la Cofece expuso que “el régimen de exclusividad de ASA, además de afectar las condiciones de suministro a precios competitivos en detrimento de aerolíneas y pasajeros, es incompatible con el esquema regulatorio de la reforma energética, que busca, entre otras cuestiones, incentivar la incorporación de nuevos competidores al mercado”.

Fuente El Universal

Te puedes interesar

Piden consolidar reforma energética para que baje precio del diésel

La reforma energética debe consolidarse, con el fin de que bajen los precios de los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.