‘Urban logistics’: ¿cómo transformar el negocio logístico para cubrir la última milla?

Más suelo para cumplir con la nube. Las empresas del sector logístico necesitarán sumar espacio logístico en las ciudades en los próximos años. Así lo prevé la consultora Cushman & Wakefield en un informe en el que explica que España es el país europeo en el que más rápido crecen las ventas online, con un 19% de incremento.

El dosier Urban Logistics analiza la fuerza del e-commerce en la actualidad y en los siguientes años para fijar la demanda prevista en parcelas logísticas hasta 2021.

El impulso de la venta online podría encarecer los costes de entrega en la ciudad hasta un 10% en el próximo lustro. Hoy, estos gastos suman en las empresas del sector un acumulado de 70.000 millones de euros en Europa.

La última milla, que es como se conoce a la parte final de un reparto, cuando se entrega el producto al cliente, ha generado varios retos al sector. El consumidor pide rapidez y comodidad en este último paso dentro de una sociedad que cada año es más urbanita. Según cifras de la ONU, el 55% de la población mundial vive actualmente en áreas urbanas, con una previsión de alcanzar el 77% en 2030. Por ello, los operadores logísticos ya trabajan para superar esta barrera en la que entran el tráfico denso, los inconvenientes para aparcar en el centro de las ciudades, etc…
En los próximos años, según el informe, las empresas del sector incrementarán su inversión en la compra de almacenes que queden próximos a los lugares de reparto y en optimizar los recursos de los mismos. En este sentido, la consultora ve probable la adquisición de espacios subterráneos en el centro de las urbes para poder llegar antes al cliente.

El denominado business to consumer (B2C), el comercio dirigido al consumidor, ha vivido un aumento de un 10% en la última década en los principales países europeos (Alemania, Reino Unido y Francia), donde ya supera el 50% del mercado. Las ventas online alcanzaron los 232.000 millones de euros en 2016 y se espera que en 2021 ya supere los 450.000 millones de euros, un 94% más. Este hecho urge a los operadores logísticos a buscar soluciones para dar salida a las peticiones de su numerosa clientela.

En España, Madrid es una de las ciudades europeas, junto a París, Bruselas y Berlín, en las que más avanzada está la proyección de delimitar zonas de logística urbana en sus planes futuros.

Según el informe, Londres es la capital del continente que más espacio logístico requiere en la ciudad, con casi 870.000 metros cuadrados, gracias en buena parte a la fortaleza del e-commerce en el mercado británico. Sin embargo, atendiendo a un crecimiento rápido, Madrid y Barcelona se posicionan en la parte alta de la clasificación confeccionada por Cushman&Wakefield, con un 102% de incremento de espacio logístico requerido para 2021.

Edificio largo y estrecho

Además de más espacio, el sector logístico podría cambiar el diseño de los almacenes en los que operarán en el futuro cercano. El dosier pone como modelo un edificio largo y estrecho con un tamaño que comprendería entre los 5.000 metros cuadrados y los 7.000 metros cuadrados. Una plataforma que tendría cinco puertas de muelle para semi-camiones y un diseño en el que tienen un notable protagonismo las furgonetas. Para ellas, se ubicarían múltiples puertas de muelle en ambos lados del edificio para su estacionamiento externo, además de puertas de entrada con una altura de seis metros para la carga interior de las mismas.

Fuente Eje Prime

Te puedes interesar

Uber combate ley que impide cobros en efectivo en Cancún

Uber Technologies Inc, que ha estado enfrentando una ola de regulaciones en América Latina, está …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.