Urban hubs, la tendencia logística en el comercio electrónico

Blackstone, Goldman Sachs, Prologis o Amazon son algunos de los operadores que han empezado a apostar por los urban hubs. Los futuros pilares de la logística del ecommerce están aún en una fase embrionaria, pero los grandes inversores del real estate han empezado rastrear este tipo de activos agitando el interés del resto de actores. Antiguos almacenes o fábricas (e incluso edificios de oficinas) que quedaron olvidados en el interior de las ciudades seducen ahora al capital, que ve en ellos los nuevos núcleos urbanos para abordar el same day delivery o, incluso, el same hour delivery, que hoy se le exige al ecommerce. Inversores españoles empiezan ya a estudiar instalar centros logísticos en el corazón de Madrid y Barcelona.

El mercado español todavía está a la cola del ecommerce en Europa, donde sólo representa el 4% del total de las ventas minoristas, frente al 12% de Reino Unido y el 16% de Estados Unidos, según la agencia de calificación Moody’s. Sin embargo, los expertos prevén que el ecommerce, en España y en el resto del planeta, continúe avanzando hasta llegar a copar alrededor de un tercio de las ventas minoristas.

Esta drástica transformación del retail pone en jaque el sistema tradicional de la logística, formada por una plataforma regional de distribución alejada de los centros urbanos que abastecía diferentes almacenes locales con los que se nutrían los diferentes comercios. El nuevo sistema se apoya en un efulfillment center (una plataforma totalmente automatizada) que abastece directamente a varios urban hubs ubicados en el interior de la ciudad, desde los que se realizan los envíos a los consumidores, ya sea en puntos acordados o en consignas.

Blackstone, uno de los mayores inversores del mundo en real estate, llevaba invertidos a principios de 2018 unos cuatro millones de euros en pequeños almacenes urbanos en Europa. A diferencia de las tiendas por departmaento en las periferias de las ciudades, los urban hubs son instalaciones de menor tamaño con un riesgo también menor en su desarrollo.

El fondo soberano de Singapur, GIC, también ha entrado en este negocio. El grupo inversor cuenta incluso con una división concreta para construir instalaciones logísticas en suelo urbano. En Nueva York, ya hay proyectos en firme y en marcha. El banco de inversión Goldman Sachs, junto a Prologis e Innovo Property Group, ha iniciado la construcción de tres proyectos en los distritos de Brooklyn y el Bronx.

No obstante, son activos difíciles de encontrar y de moldear para su nueva función. Por un lado, porque las ciudades han crecido y se han transformado en las últimas décadas, sustituyendo por viviendas el antiguo suelo industrial. En Nueva York, por ejemplo, entre 2007 y 2016, se eliminaron más de once millones de pies cuadrados (más de un millón de metros cuadrados) de suelo industrial. Y por otro lado, porque hay que repensar estas instalaciones para la entrada y salida constante de mercancías.

Fuente Modaes

Te puedes interesar

Matan a operador en Puebla por no detenerse en asalto

La tarde del jueves el conductor de un tractocamión perdió la vida luego de resistirse …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.