UPS fabrica camionetas eléctricas al mismo costo de las convencionales

UPS desplegará una flota de 50 camionetas eléctricas fabricadas a medida en colaboración con Workhorse cuyo coste  de adquisición iguala a las furgonetas de combustión. Su autonomía es de 160 kilómetros suficiente para un día de trabajo sin necesidad de recargas intermedias.

El reparto de paquetería con furgonetas pequeñas o de tamaño medio está cambiando en las ciudades. El cálculo del coste total de un vehículo, incluido el combustible y el mantenimiento durante su tiempo de vida útil, juega a favor de los eléctricos que, si bien son más caros en el momento de su adquisición, lo compensan con los mínimos costes posteriores.

Sin embargo UPS, con un diseño a medida realizado en colaboración con Workhorse, ha logrado igualar el precio de compra de las nuevas camionetas eléctricas que está diseñando al de un modelo similar de combustión, de forma que, aunque solo sean 50 las unidades las que de momento se pongan en servicio, supone toda una revolución en el sector. Añadiendo la reducción en los costes de mantenimiento y el ‘combustible’, UPS espera que el coste operativo de estas camionetas eléctricas sea inferior al de un vehículo similar  diésel o gasolina.

La furgoneta diseñada a medida por UPS y Workhorse tendrá una autonomía media de 160 kilómetros,  los que la empresa de reparto ha considerado como suficientes para realizar las labores de reparto en la ciudad y los alrededores sin necesidad de recargas intermedias.

Camiones eléctricos de la flota de UPS

La eficiencia de su motor eléctrico y la reducción de peso ayudarán a que sus consumos eléctricos sean mínimos lo que hará el reparto más rentable en comparación con los de un vehículo de combustión. Además su diseño está optimizado para facilitar el trabajo del repartidor aumentando incluso su productividad.

UPS realizará las  pruebas con esta primera flota en rutas urbanas de ciudades como Atlanta, Dallas y Los Ángeles. Las pruebas en el mundo real servirán UPS y Workhorse para ajustar el diseño y aumentar la flota a partir de 2019. El objetivo es que estos nuevos vehículos sean los habituales en su flota en los próximos años.

La flota de reparto  de UPS

UPS cuenta en su flota con aproximadamente 35.000 vehículos diésel y gasolina e comparables en tamaño que realizan rutas diarias similares a las que realizarán estos nuevos vehículos eléctricos.

En la flota actual ya hay más de 300 vehículos eléctricos en Europa y EE.UU y 700 híbridos. Además UPS ha encargado 125 unidades del Tesla Semi que no se fabricarán hasta 2019.

En septiembre del año pasado, UPS anunció que se convertirá en el primer cliente comercial de los EE. UU. en comenzar a utilizar tres camiones eléctricos de servicio mediano Fuso eCanter, fabricados por Daimler Trucks.

La iniciativa ayudará a UPS a alcanzar su objetivo de que uno de cada cuatro vehículos nuevos comprados en 2020 utilice combustible alternativo o sea de tecnología avanzada. La compañía también se ha comprometido a obtener el 25% de la electricidad que consume de fuentes de renovables en 2025 y reemplazar el 40% de todo el combustible utilizado por fuentes distintas de la gasolina y el diésel.

Fuente Movida Eléctrica

Te puedes interesar

Daimler Camiones tendrá nuevo corporativo en Alemania

La armadora arrancó la construcción del Daimler Trucks Campus en Leinfelden-Echterdingen, un nuevo espacio ideado …