A man holds a smartphone displaying Uber Technologies Inc.'s car-booking phone application in this arranged photo taken in Mexico City, Mexico, on Wednesday, May 20, 2015. Established taxi groups in several cities including London, Berlin and Mexico City have clashed with Uber and other ride-sharing services that they say bypass cities' safety, registration and tax laws. Photographer: Susana Gonzalez/Bloomberg via Getty Images

Uber ya no se hará responsable de tu seguridad

La empresa de transporte privado Uber dio a conocer este miércoles sus nuevas políticas de servicio, en las cuales se deslindan de cualquier responsabilidad sobre el servicio que reciban los usuarios.

“Uber no garantiza la calidad, idoneidad, seguridad o habilidad de los terceros proveedores. Usted acuerda que todo riesgo derivado de su uso de los servicios y cualquier servicio o bien solicitado en relación con aquellos será únicamente suyo, en la máxima medida permitida por la ley aplicable”, señala a través de su página web, en el punto 5: Renuncias; Limitación de responsabilidad; Indemnidad.

En las especificaciones, también destaca que no se hará responsable de daños indirectos, incidentales, especiales, ejemplares, punitivos o emergentes, incluidos el lucro cesante, la pérdida de datos, lesión personal o daño a la propiedad.

Y si no es suficiente, advierte, que de aceptar las condiciones, los usuarios tampoco podrán actuar legalmente contra la empresa.

“Usted acuerda mantener indemnes y responder frente a Uber y sus consejeros, directores, empleados y agentes por cualquier reclamación, demanda, pérdida, responsabilidad y gasto (incluidos los honorarios de abogados)”, sentencia.

Si se te olvida, lo pagas

Para los usuarios que aceptaron las nuevas condiciones de Uber, tampoco deben omitir los cargos extra del servicio.

En caso de olvidar algún objeto, la empresa de taxis cobrará entre 50 y 80 pesos, dependiendo la entidad donde se utilice el servicio.

Respecto a la limpieza, especificó cargos que van entre los 200 y mil 200 pesos.

¿Y qué dice Uber?

En su defensa, la empresa asegura que los únicos puntos que se actualizaron son:

  • El domicilio de la entidad de Uber.
  • Nuevos elementos de verificación de identidad que pueden exigirse a los usuarios. Por ejemplo, vinculación de sus cuentas de Facebook en los casos de pago en efectivo, para dar mayor certidumbre de la identidad de los usuarios y mejorar la seguridad de todos.
  • Los términos de pago: hacer más visibles las tarifas de limpieza y objetos perdidos para dar mayor transparencia conforme a la retroalimentación de usuarios y socios conductores.

Sobre el resto de la información, asegura que la versión fue emitida desde diciembre de 2016.

 

 

Fuente Huffpost

Te puedes interesar

Ferroviarias alertan a Trump de las consecuencias al acabar con el TLCAN

La Asociación Americana de Ferrocarriles ha alertado este miércoles al presidente del país, Donald Trump, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.