Uber suspende programa de auto sin chofer por accidente mortal

Uber suspendió ayer lunes su programa de vehículos sin chofer después de que uno de estos autos atropelló y mató a una peatón en el estado de Arizona. El vehículo de Uber transitaba en modo autónomo cuando golpeó a una mujer que cruzaba la calle en la ciudad de Tempe, el domingo por la noche. La víctima fue trasladada al hospital, donde murió por las heridas.

Uber anunció la suspensión del uso de autos sin conductor que estaba probando en Tempe, Pittsburgh, Toronto y San Francisco. La empresa solo utilizaba vehículos autónomos como parte de su servicio regular de alquiler de coches en Pittsburgh y Tempe.

Se trata de la primera víctima fatal en un accidente con una unidad autónoma, tecnología que se está probando en todo el mundo. El incidente podría descarrilar los esfuerzos para acelerar su introducción a gran escala.

El vehículo estaba en modo autónomo pero con un operador al volante en el momento del accidente. “El vehículo iba al norte (…) cuando una mujer que caminaba fuera del paso peatonal cruzó la carretera de oeste a este y fue atropellada por el vehículo de Uber”, indicó la policía en un comunicado.

Imágenes de la televisión local en la escena mostraban una bicicleta dañada y un Volvo XC90 con una abolladura en el frente.

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA por su sigla en inglés) y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte están investigando el accidente. La NHTSA también señaló que estaba en contacto con Volvo.

Un portavoz de Uber Technologies Inc dijo que la compañía iba a suspender sus pruebas en América del Norte. La empresa expresó sus condolencias a través de Twitter y declaró que estaba cooperando plenamente con las autoridades.

Hace más de un año Uber reanudó las pruebas de sus vehículos autónomos en ciudades de Estados Unidos y Canadá tras ser suspendidos previamente por otro accidente ocurrido también en Arizona y en el que estuvo involucrado uno de sus automóviles.

Entonces surgieron dudas sobre si los sensores y las cámaras en la parte delantera del auto debieron tener una reacción más rápida, para detectar y reaccionar a los movimientos del otro vehículo involucrado en el suceso.

En la ciudad de Tempe y la de Scottsdale, los clientes de Uber tienen la opción de escoger un vehículo autónomo Volvo XC90 para que los transporte al lugar que desean, pero, debido a que el programa sigue en su fase de prueba, empleados de la compañía viajan en la parte delantera.

Varios estados de Estados Unidos establecieron sus propias reglas para las carreteras, y un puñado han aprobado leyes que permiten el uso de vehículos autónomos. La profesora de robótica de la Universidad de Duke Missy Cummings está entre quienes defienden enlentecer la introducción de vehículos autónomos para evitar riesgos y establecer regulaciones adecuadas. Si bien las máquinas son mejores para mantenerse alertas y reaccionar ante situaciones rutinarias, los conductores humanos son superiores en el manejo de situaciones inusuales o inesperadas, dijo.

Te puedes interesar

Transportistas de SLP no circularán de noche por inseguridad

Ante el alto índice de inseguridad en carreteras de la región y el resto del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.