Transportistas exigen seguridad en la México Tuxpan 

Miembros de la Cámara del Transporte solicitaron a las autoridades intensificar la vigilancia en la autopista México-Tuxpan debido al incremento en el robo de vehículos y asaltos que se han registrado en las últimas semanas, sobre todo en el tramo conocido como Cerro de la Ardilla aledaño a la comunidad de Plan de Ayala en Tlacuilotepec.

Los transportistas indicaron que pese a los operativos de algunas corporaciones policiacas federales y estatales el denominado Corredor México-Tuxpan se ha convertido en un peligro para los automovilistas y conductores de vehículos de carga que circulan por esa vía donde les han robado mercancía y sus vehículos.

Sin embargo, a pesar de que algunos de sus socios han sido víctimas de esta situación, dijeron que no podían precisar el número de robos acontecidos en las últimas semanas, pues argumentaron que están recabando la información en las oficinas del Ministerio Público tanto de La Mesa de Metlaltoyuca como de Xicotepec, debido a la que la empresa concesionaria de la carretera AUNETI (Autopista Necaxa-Tihuatlán), filial de ICA se ha negado a proporcionárselos.

Pusieron como ejemplo el caso de Alfredo Maciel Islas Arroyo, propietario de un automóvil Versa de color gris, con placas de circulación JYV-79-49 del estado de Veracruz, quien en abril pasado fue despojado del mismo cuando iba sobre la autopista con dirección a Tuxpan y un vehículo -del cual se desconocen características- le cerró el paso.
Los empresarios indicaron que el tramo más peligroso para circular es el conocido como el Cerro de la Ardilla, pues desde antes de que fuera inaugurada la supercarretera se empezó a hundir y no ha sido reparado del todo. “En ese lugar, choferes del transporte pesado también han sido víctimas de delincuentes que les roban sus unidades, y a ellos los golpean y los amenazan con asesinarlos”.

Otro trecho complicado es el que comunica a la autopista con San Diego y Villa Lázaro Cárdenas en el municipio de Venustiano Carranza, pasando la primera caseta. Ahí “se corre el riesgo de ser baleado, como le sucedió a un taxista de la ciudad de México, que fue lesionado con arma de fuego, cuando se dirigía al vecino estado de Veracruz”.

Mientras tanto, desde algunos grupos de las redes sociales se lanzó una alerta sobre la preunta presencia de sujetos armados que detienen “autos dentro del túnel”, sin que se identifique cuál es de los tres que hay en el tramo de 37 kilómetros que va de Nuevo Necaxa en Puebla a Tihuatlán en Veracruz: Cuaxicala, Xico o Las Pilas.

La denuncia hecha desde un perfil en Facebook asegura que al atravesar el túnel “un auto se detiene repentinamente enfrente de la víctima con la intención de robar el vehículo o secuestrar a los viajeros, mucho cuidado ojalá y se refuerce la vigilancia de la PFP y en las entradas a HUAUCHINANGO es el nuevo modo de operar, el carro de los asaltantes trae placas del estado de Méx. Es un Mustang color vino mod ’95 rines cromados”.
Los empresarios del transporte de carga asociados a la Cámara negaron tener información al respecto e indicaron que saben que en cada uno de los túneles hay cámaras de vigilancia, por lo que no sería difícil saber qué es lo que está sucediendo, en cambio, agregaron, sobre la pista es más complicado y reiteraron su exigencia de que se refuercen las medidas de seguridad para los viajeros.

Fuente regional Puebla 

Te puedes interesar

Aerolíneas resienten el “Efecto Trump” al caer número de pasajeros a EU

En el primer semestre de 2017, el número de viajeros de México a Estados Unidos …