Transporte ferroviario de combustible crece 100%

Seguiremos creciendo a estos niveles en los siguientes dos años”, dice José Guillermo Zozaya, presidente y representante ejecutivo de Kansas City Southern de México (KCSM), revisando el aumento de 135 por ciento en el volumen de gasolina importada en febrero a través de sus trenes (versus mismo mes 2018).

La crisis del huachicol los mostró como una opción segura al robo en ductos dentro del país e incluso al robo a barcos que traen combustible por mar. “La seguridad ha sido el gran impulsor de este aumento de tres dígitos”, agrega.

Si bien desde hace décadas traían gasolina para Pemex y su filial global PMI, desde Texas, lo cierto es que la apertura del sector de las gasolineras le sumó un nuevo cliente, ExxonMobil, que desde su llegada nunca dependió del único proveedor hasta entonces, como era Petróleos Mexicanos.

El desabasto de enero hizo que aumentaran 21 por ciento el número de carrotanques que mueven gasolina de EU a nuestro país, pero el gran impulso fue recién el mes pasado. “Hay una explicación: la logística de las gasolinas no es tan fácil. Nosotros tenemos las locomotoras y la red ferroviaria, pero hay que arrendar con tiempo los carrotanques —que no son de nuestra propiedad—, los clientes deben contactar directamente a la refinería texana el suministro de combustible con anticipación y recién nosotros movemos el combustible de un punto a otro”. Es por eso que todos los problemas de enero pusieron a las empresas a trabajar con KCSM y las refinerías, un proceso que hizo batir récord el mes pasado.

“No hay dónde almacenar gasolina y mientras no haya esa infraestructura nosotros seguiremos aumentando mes a mes las importaciones”, agrega Zozaya, que ya sumó a Total como nuevo cliente y está cerrando acuerdo con muchas otras marcas internacionales con presencia en México, y que no quieren otra vez quedar rehenes de un problema de seguridad como fue la afrenta contra los huachicoleros.

KSCM tiene un par de puntos a su favor: su red es internacional. A diferencia de Ferromex, sus trenes cruzan directamente de un país a otro sin tener que hacer cambio de compañía del otro lado de la frontera. Además cuentan con personal internacional en sus trenes, que les evita tener que cambiar la tripulación en el cruce y eso acelera el paso. Y como si fuera poco, a diferencia de su competencia, sus vías pasan por Texas, atravesando el conglomerado de refinerías más grande del mundo. El ‘ducto rodante’ va de punto a punto en 72 horas.

Este aumento aceleró sus propios planes de una terminal propia en San Luis Potosí con capacidad para 1.2 millones de barriles. Para este año terminarán los primeros dos tanques para guardar 300 mil barriles diarios. “Lo mismo, mientras tanto, tuvimos que crecer con una zona de estaciones de trasvase —de carrotanque a pipa— para 40 mil barriles diarios”, agrega el ejecutivo.

Fuente Milenio/Bárbara Anderson

Te puedes interesar

Anuncia AMLO inicio de construcción de Aeropuerto «Felipe Ángeles» la próxima semana

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este miércoles que la construcción del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.