Transporte de contenedores: El tamaño no lo es todo

En el mundo del transporte naviero lo más importante es llegar desde el origen hasta el destino en el menor tiempo posible y utilizando la menor cantidad de recursos. En pos de optimizar la operación, muchos armadores se han aliado entre sí e incluso han generado fusiones con otras, mientras los hay quienes han optado por adquirir naves cada vez más grandes para trasladar más carga en un solo viaje, dando pie a la ola de aumento de capacidad que afecta actualmente a la industria. Pero, de nada sirven todas esas mejoras si no se cuenta con una óptima conectividad.

Precisamente preocupados por la baja importancia dedicada a la conectividad portuaria, la consultora marítima internacional Drewry presentó junto con la última edición de su reporte Ports & Terminals Insight un índice especialmente diseñado para rankear y monitorear qué tan bien conectados están los puertos de contenedores alrededor del mundo.

El valor de la conectividad

De acuerdo al ránking, que considera más de 330 puertos alrededor del mundo, el puerto de Shanghai –principal puerto de contenedores del mundo- cuenta con el índice más alto al estar conectado con servicios hacia todas las regiones del mundo y con la mayor cantidad de recaladas de servicios principales cada semana (168 en total). Junto con Shanghai, otros ocho puertos asiáticos copan el “top ten” del listado, lo que se debe principalmente a la magnitud de la industria de carga contenerizada en Asia. El décimo lugar lo ocupa el puerto de Rotterdam, pero con cifras cercanas a un tercio de las de Shanghai.

Drewry hace hincapié en que su índice no considera tamaño de embarcación, ya que su propósito es mostrar el grado de conectividad de los puertos y no la capacidad de estos para atender naves de cierta envergadura ni tampoco la medición de volúmenes de carga.

Conexión global

Los puertos asiáticos son los mejores conectados, según revela el índice. Pero para llegar a esta conclusión, Drewry consideró como parámetros de medición la combinación de la cantidad de rutas de tránsito servidas (máximo de seis, es decir, la cantidad de regiones mundiales con las que se puede estar conectado, ya que un puerto necesariamente estará ubicada en la séptima región) y la cantidad de servicios principales semanales. Las rutas más atractivas en términos de conectividad son aquellas que cuentan con una amplia variedad de servicios directos, (se excluyen feeders entre un punto y otro). No se consideran como abiertas las rutas de transbordo y tampoco fueron estudiados los servicios intraregionales.

El máximo puntaje de conectividad es de 10 puntos, si es que el puerto cumple con conexión con 6 regiones. Esta cifra se multiplica con la cifra de densidad de tránsito y alcance para llegar a un nivel total de 100.

Drewry considera que para los dueños de la carga la variable de conectividad debería ser tan relevante como el tamaño del puerto o de sus naves. Contar con una amplia oferta de servicios directos compone una fuerte ventaja competitiva para el shipper. El análisis se incorporará cada cuatrimestre en el reporte Ports & Terminals Insight.

Por MundoMaritimo

Te puedes interesar

Aerolíneas no quieren depender más del actual aeropuerto: SCT

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, afirmó que debido a la saturación …