Toyota presenta lo último en transporte sostenible con un camión de hidrógeno

Ya hace tiempo que marcas como Toyota se han puesto manos a la obra con la reducción del CO2 en nuestra atmósfera. Prueba de ello son los numerosos vehículos híbridos que han sacado al mercado (y que han logrado vender), además de su apuesta por el hidrógeno con vehículos como el Toyota Mirai, o el autobús Sora.

La apuesta por el hidrógeno, pues, parece evidente por parte de la marca. El fabricante ha decidido confiar en este combustible, que ofrece atractivos como el hecho de ser cero emisiones, o que el único residuo que deje tras su paso sea vapor de agua.

Toyota sabe, también, que el transporte de mercancías es uno de los más activos y de los que más contribuyen a la contaminación. Es por ello que la marca trae una solución al problema con una versión mejorada de su camión de pila de combustible, el Class 8.

Con este camión, Toyota trae su apuesta por el hidrógeno a otro nivel (Toyota)

Por lo tanto, el Class 8 se convierte precisamente en esto: un camión cero emisiones que se ha creado para recudir sustancialmente las emisiones de CO2 en el transporte de mercancías. La marca ha logrado mejorar su autonomía de su versión predecesora, de modo que ahora puede circular 500 km por depósito. Esto hace que la pila de combustible sea un nuevo atractivo para el desarrollo de este tipo de transporte, y que puede ser que Toyota haya arrancado ya una transición en este sentido de forma pionera.

Además, Toyota lo ha convertido en un vehículo más versátil y fácil de maniobrar, al incorporar una combinación de cabina litera y depósito de combustible que permite incrementar el espacio en cabina sin que aumente la distancia entre ejes.

Se consigue un espacio interior abundante gracias al nuevo diseño de la cabina (Toyota)

Aunque desde Toyota estén trabajando ya con un camión plenamente funcional, quedará por ver cuándo podrá llegar al mercado y cuándo será factible un transporte de mercancías basado en un combustible como el hidrógeno, al que aún le queda mucho terreno por conquistar.

Aun así, desde Toyota tienen claro que quieren arrancar una transición. “Entre todos los puertos de Estados Unidos, hay más de 43.000 camiones de transporte pesado en funcionamiento, que emiten importantes cantidades de cancerígenos, partículas diésel, y otros contaminantes al aire de las comunidades portuarias y barrios vecinos”, apunta la compañía.

Toyota ha logrado mejorar la funcionalidad del camión en esta segunda generación.

“Esta vez buscamos la viabilidad comercial. Queremos ayudar a cambiar las cosas, un cambio sustancial en lo que se refiere a la calidad del aire”, destaca el director sénior de la Oficina de Tecnologías y Vehículos Electrificados de Noreteamérica de Toyota, Craig Scott.

Te puedes interesar

Policía Federal impide tráfico de medicamentos controlados en empresa de paquetería

Un cargamento de tabletas y medicamentos controlados que carecían de documentación oficial y que sería …