Toyota acepta que tendrá problemas por deficiencia de trenes y puertos

La armadora japonesa Toyota duplicará su producción de vehículos en México para el proximo año, sin embargo, los directivos de la marca prevén que enfrentarán algunos ‘cuellos de botella’ en puertos y ferrocarriles para exportar este volumen adicional.

El director legal y de relaciones institucionales de Toyota México, Luis Lozano, dijo que la marca trabaja con el gobierno federal para tomar las medidas necesarias para evitar que la falta de infraestructura impacte la competitividad de la industria automotriz, que actualmente vive una expansión productiva.
Toyota cerró 2014 con una producción de alrededor de 70,000 vehículos, y tras expandir su planta de Tijuana, en Baja California, y tras su alianza con Mazda para producir 50,000 unidades anuales del modelo Yaris R, alcanzará una producción de 140,000 unidades anuales en 2016, detalló el vicepresidente de Negocios para Norteamérica de Toyota, Shigeru Takayanagi.
Para 2019 la japonesa superará las 300,000 unidades, una vez que arranque la nueva planta que construye en el municipio de Apaseo El Grande, Guanajuato.
Este crecimiento viene luego de 13 años de presencia de la marca en el país.
Alrededor de 90% de la producción de Yaris R -Scion en Estados Unidos- y de la pickup Tacoma se exportará a Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico, principalmente vía ferrocarril, por las aduanas fronterizas de Piedras Negras, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo, dijo Lozano.
El directivo añadió que también se mandarán algunos vehículos a través de los puertos de Veracruz, Veracruz, y Lázaro Cárdenas, Michoacán, en los barcos de la naviera japonesa NYK.
En el corto plazo la capacidad de los puertos será insuficiente para exportar la creciente producción de las 11 automotrices que tienen o construyen plantas en el país, dijo el director general para México de NYK, Gilberto García.
Además de Toyota, esta naviera atiende a Nissan, Mazda y Ford.
García explicó que hace un año la exportación de vehículos hacia Norteamérica era exclusivamente vía ferrocarril pero por el crecimiento de la producción automotriz en México, las armadoras empezaron a buscar otras opciones para exportar sus vehículos. Una de ellas fue el barco.
Según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), 30% de los 2.5 millones de autos que México exportó en 2014, salieron vía marítima, principalmente por los puertos de Veracruz, Lázaro Cárdenas, Acapulco, Altamira y Manzanillo.
Sin embargo, García advirtió que estos puertos cuentan con “pocos muelles especializados para automotriz”.
Además hay veces que los barcos se quedan en mar hasta tres días esperando a que la administración del puerto les asigne un muelle para cargar o descargar los vehículos.
El Gobierno anunció recientemente algunas inversiones para ampliar la capacidad de algunas terminales portuarias, la de Veracruz, por ejemplo, tendrá 35 nuevos muelles.
Pero estas inversiones, aseguró García, tardarán en verse reflejadas, “no son de un día para otro, habrá que dejarlas madurar”.
“Esto se debió de empezar hace tiempo, no de un día para otro”, dijo el director general de NYK.
Fuente CNN Expansión 

Te puedes interesar

Transportistas de La Laguna piden reclasificación carretera

Los altos costos en las carreteras, la inseguridad y el incremento en insumos, han agravado …