Todos acabamos pagando los robos al autotransporte

Durante este sexenio, en la carretera de Mexico a Veracruz el riesgo de transportar mercancías por la carretera ha aumentado exponencialmente; de hecho, hay cerca de 50 asaltos diarios a estos camiones. En esa zona, el robo aumentó casi 200% (nueve veces más que el promedio nacional) en los últimos seis años. Obviamente, aquí lo importante es la mercancía; gasolina, autopartes, abarrotes, electrodomésticos son los productos más buscados, aunque la mayoría de las veces el camión en sí también es vendido por partes.

Para los transportistas, la cosa no acaba con el robo. La corrupción significa que, si recuperan la unidad, el Ministerio Público pide de 20 a 30 mil pesos; por otro lado, las grúas, que deberían cobrar 5 mil, llegan hasta los 180 mil por el remolque. Pero no es solo esta industria la que se ve afectada, según datos de la  Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), 44% de sus agremiados han sido víctimas de este delito. Las cosas se han salido tanto de control que empresas de transportistas buscan que el robo al transporte de carga y pasajeros sea tipificado como delito federal.

Le cuesta a empresas en todas las industrias

En nuestro país, el 80% de las mercancías viajan por tierra, pero solo uno de tres viajes están asegurados. Además, de los que sí están asegurados, algunos de los que pasan por estas zonas peligrosas no cubren al 100% las mercancías, por lo que los transportistas eligen viajar sin protección.

La Encuesta Nacional de Victimización de Empresas del INEGI demostró que en el 2015, la inseguridad costó 7 mil millones de dólares a empresas mexicanas. Algunas compañías como Grupo Modelo y LG Electronics han implementado nuevas estrategias como sistemas sofisticados de localización GPS y de comunicación con las autoridades. Otras recurren a escoltas y borrar los logotipos de sus camiones. Esto significa que, en promedio, las empresas mexicanas gastan 6% de sus ingresos en protección, mientras que el promedio mundial es de 0.5%.

Por otro lado, también se dispara el costo de los seguros. En el 2016, las aseguradoras tuvieron que pagar 100 millones de dólares por este crimen.

Aunque no tengas un negocio, terminas pagando

Las empresas más afectadas, después de los transportistas, son Wal-Mart, Soriana, Palacio de Hierro o Liverpool, Coca-Cola Femsa, Grupo Modelo,  PepsiCo, Protect & Gamble. Lo que la mayoría de ellas tienen en común es que son proveedores de pequeños negocios y de la gente en general. Según datos de la Canacar, el transporte de mercancías se ha encarecido 60% desde el 2008. Obviamente, una parte de ese aumento se recupera en el precio final del producto.

Las empresas transfieren las pérdidas a la mercancía, así como los costos de operación de los servicios de seguridad y prevención de robo que contratan.

Y por último, un dato que tal vez comprobaste en carne propia, si vives en la Ciudad de México, te tenemos malas  noticias: la CDMX rompió el récord de robo a negocios. Así las cosas.

Te puedes interesar

Hay una app que funciona como tu mecánico digital

No conforme con atraer a millones de usuarios en todo el mundo con su famosa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.