También en el El Paso faltan operadores de tractocamiones

Las empresas transportistas texanas enfrentan una escasez de personal para transportar sus mercancías, lo cual repercute en la industria local.

La Asociación de Camiones de Texas (TxTA) informó que la demanda por choferes en el estado para manejar camiones de carga es muy alta, mientras empleadores se las ingenian para atraer a los interesados con mejores beneficios y remuneraciones.

Esta escasez afecta a las empresas de transporte en El Paso y en otras ciudades fronterizas que deben cumplir con entregas diarias de todo tipo de artículos y mercancía, desde elementos esenciales como comida hasta gasolina para supermercados y gasolineras.

El problema para John Esparza, presidente de TxTA, es que hay menos personas dispuestas a estar en la carretera durante días enteros y soportar las largas horas que exige el estilo de vida de la conducción de camiones.

“La presión que tienen las compañías de camiones para mover la carga es muy grande y la demanda de conductores continúa en aumento”, dijo Esparza.

Según el presidente de TxTA, la demanda de conductores continuará aumentando en Texas con las mejoras al Canal de Panamá y las crecientes asociaciones con México.

Para Raúl García, de Mesilla Valley Transportation (MVT), con sede en Las Cruces y con su terminal y centro de operaciones principal en el Este de El Paso, son muchos los desafíos que enfrenta la industria.

El crecimiento demográfico en la región y en el estado en general contribuye a la demanda del transporte de carga y simultáneamente a la demanda de camioneros, explicó Esparza.

Según la Oficina del Censo de Estados Unidos en El Paso, se ha presentado un crecimiento acelerado de la población debido a la migración por motivos laborales que se ha sostenido a partir del desarrollo comercial, de los servicios al turismo, de los convenios bilaterales de migración y de la localización de la industria manufacturera de exportación.

“Cuando tienes mil 500 personas que se mudan a diferentes ciudades de Texas todos los días y nacen otras mil personas, se crea una demanda mayor por toda clase de cosas que la industria del transporte debe distribuir”, dijo Esparza.

En el caso de MVT, una de las empresas en su clase más grande en Nuevo México y el oeste de Texas, el crecimiento anual en ventas es aproximadamente del 6 por ciento y con alrededor de mil 600 conductores, es por esta razón que presenta una continua demanda por más personal que maneje sus camiones.

Entre otros de los desafíos del sector transportista, según García, están una generación de conductores que llega a su edad de jubilación y una nueva generación que entra a la industria y que no se adapta y prefiere buscar otras opciones de hacer dinero fuera del sector.

“Para muchos es muy difícil adaptarse. Los conductores están cada vez más regulados por el Gobierno federal, lo que representa que no pueden ganar como lo hacían antes. Conforme cambia la dinámica de la economía, cambian también las exigencias de los clientes y los conductores no quieren estar tantas semanas afuera”, dijo García.

Agregó que para los conductores, las exigencias laborales, económicas y familiares –como los seguros médicos– siguen subiendo cada vez más.

Según expertos, una creciente serie de regulaciones federales está ejerciendo más presión sobre los conductores de camiones, lo que aumenta el estrés de un trabajo que de por sí es difícil y aumenta la dificultad de reclutar conductores.

De acuerdo a la Asociación Americana de Camiones (ATA), la industria del transporte ha sufrido escasez de conductores en varias ocasiones: se evaporó en 2008 durante la Gran Recesión y reapareció en 2011 a medida que los volúmenes de envío de camiones comenzaron a crecer de nuevo.

A nivel nacional, la industria del transporte presenta una escasez de unos 50 mil conductores y ese número podría aumentar a 175 mil para el 2024 si las tendencias actuales continúan, según ATA, especialmente para aquellos dedicados a largos recorridos.

El salario promedio anual para camioneros en Texas es de $46 mil 157 mientras que a nivel nacional, el promedio salarial para un conductor con una posición en los primeros años laborales es $47 mil a $61 mil dólares, dijo Esparza.

En El Paso, donde los salarios son más bajos, el salario promedio para los conductores de camiones de largo recorrido fue de alrededor de $37 mil el año pasado, según cifras del Departamento del Trabajo (DOL).

La mayoría de los nuevos conductores empiezan a trabajar para compañías transportadoras después de haber cursado varias semanas de entrenamiento en escuelas de manejo de camiones.

MVT, por su parte, cuenta con la escuela Mesilla Valley Transportation, ubicada en Canutillo, que gradúa a unos 20 conductores por cada programa de cinco semanas, sin embargo no todos los graduandos se convierten en conductores.

Te puedes interesar

Bridgestone hace cambio en operaciones de Latinoamérica

El mantenimiento Bridgestone Américas, Inc. anunció recientemente que Joseph Saoud, anterior Presidente de Neumáticos Radiales …