Sólo se recupera el 4% de la carga robada en México

Durante el 2018 y lo que va del 2019, se han abierto casi 5 mil 600 carpetas de investigación por denuncias de delitos federales de robo al transportes de carga, tanto en carreteras con en el ferrocarril, pero sólo en un 4 por ciento se ha recuperado la mercancía, informó Felipe de Javier Peña, presidente de la Comisión de Transporte de CONCAMIN.

Al participar en la Exporail 2019, Peña comentó que la recuperación es insignificante y dio número de denuncias: de los 3 mil 678, más sumados los 434 de este año y los mil 471 casos del tren, en 244 casos hay recuperación de mercancías, en todos los demás no, porque hay un mercado negro, un mercado de venta de productos robados que también tienen una aceptación muy grande.

Uno de los grandes problemas es que un mismo delincuente podía ser detenido y liberado 3 ó 4 veces en un mismo día, por seguir cometiendo el mismo delito; lo que refleja que su negocio es tan rentable que les arroja recursos suficientes para pagar fianzas.

Agradeció al Congreso las modificaciones legales para que una vez detenido un delincuente, siga su proceso bajo prisión preventiva; lo que podría afectar el principio de inocencia, pero que no hay otra fórmula para detener el robo al transporte de carga.

Por su parte, Lourdes Aranda, Directora de Relaciones con Gobierno y Comunicación Grupo México Transportes, comentó que uno de los grandes retos que enfrenta la industria ferroviaria, es que hay una constante mutación del robo y el vandalismo al ferrocarril, por lo que la delincuencia encuentra fórmulas para superar las estrategias, así como lo dispositivos y tecnología de seguridad aplicados por las empresas.

El crimen organizado encuentra como mutarse y lo peor, profesionalizarse en este delito, es decir, lo hace su forma de ingreso y de trabajo y es muy difícil combatirlo”, observó.

Reconoció que la intervención de las fuerzas de seguridad, el año pasado propició una reducción de los ataques al tren, pero que en venganza hay vandalismo y sabotajes muy riesgosos, como fue el de mayo del 2018 en los patios de Ferromex y que en caso de que se hubieran transportado materiales peligrosos, hubiera desaparecido toda la ciudad de Orizaba.

Comentó que el ataque de la delincuencia organizada ha implicado grandes costos para la industria ferroviaria, dado que ha sido necesario canalizar recursos a la adquisición de drones, de mallas, de sensores en vías, de sistema de televisión de circuito cerrado y en la contratación de guardias privados de seguridad, que en el caso de Ferromex – Ferrosur ascienden a 2 mil 600 efectivos.

Destacó que incluso se detectó un alto grado de involucramiento de policías municipales con los delincuentes y participando en los robos; de la misma forma que los delincuentes han encontrado fórmulas para que lograr la participación de habitantes de diversas comunidades en las que, incluso, los padres de familia saquen de las escuelas a sus hijos para que sirvan de protección a los ladrones y se dificulte la acción de la autoridad.

Fuente Dinero en Imagen / Excelsior

Te puedes interesar

Industria automotriz y productos perecederos en riesgo por lentitud de cruces fronterizos: Canacar

Enrique González Muñoz, presidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga, dio a conocer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.