Sigue la mala calidad del telepeaje en México

Molestia causó la semana pasada una falla registrada en los sistemas de telepeaje y medios electrónicos de pago de decenas de plazas de cobro en diversas autopistas del territorio nacional.

Se afectaron La Venta, en el Estado de México; el libramiento Mazatlán, en Culiacán; San Pedro, en Saltillo; Ocotlán, en Jalisco, y el tramo Salamanca-Morelia de Guanajuato, entre otras. En ellas el sistema de lectura de TAG’s quedó sin operabilidad durante varios días.

La falla dejó varadas a cientos de unidades de transporte de carga, líneas de autobuses y automóviles particulares, lo que se tradujo en una afectación de hasta 60% del flujo normal de cruces en esas plazas de cobro.

Esta situación además perturbó la operación y logística de firmas comercializadoras, que tuvieron que esperar varados hasta cuatro horas para poder realizar el cobro automático.

Las primeras investigaciones apuntan a los tramos carreteros bajo la administración de I+D México, que dirige Alexis Reséndiz, por una falla en el sistema de este operador propiedad de Inbursa de Carlos Slim y Neology de Francisco Martínez. Fueron los proveedores del sistema de telepeaje a Caminos y Puentes Federales (Capufe) desde 2003 y hasta julio de 2014, cuando el gobierno de Enrique Peña se lo adjudicó a Roberto Alcántara. Se esgrimieron varias razones: fin del contrato, servicio caro, empleo de tecnología obsoleta y múltiples quejas de los usuarios.

I+D México, ahora bajo la marca “Pase Urbano”, no cuenta con un buen historial dentro del sector de telepeaje, ya que durante el tiempo que administró y operó la marca IAVE recibió multas por unos 70 millones de pesos. Además trató de quedarse con la marca, la cual es propiedad del organismo dirigido por Benito Neme.

Lo que sorprende es que esta nueva falla ocurra a esta alturas: a dos años de haber entrado en operación el sistema de interoperabilidad que permite realizar el cruce/cobro automático en cualquier autopista o carretera operada en México, incluidos los más de cuatro mil kilómetros de carreteras administradas por Capufe, sin importar el concesionario u operador de la autopista.

Hablamos de empresas como OHL de Sergio Hidalgo; Telepeaje Dinámico de Arturo Alcántara; Pinfra de David Peñaloza y la misma I+D, encargadas de atender a los poco más de tres millones de usuarios que hacen uso del TAG en el país y de los cuales cerca de 70% son empresas de carga, transporte y pasajeros.

Especialistas del sector se siguen preguntando el porqué aún no existen reglas operativas claras para las prestadoras de este servicio, porque a pesar de las fallas, no se tienen las herramientas para sancionar y garantizar que esto no siga ocurriendo.

 
Fuente Excelsior / Dario Celis

Te puedes interesar

Más de 80% de las mercancías son transportadas por camión

Mauricio Quintanilla Hernández, Vicepresidente de grupo TUM, indicó que la industria del transporte de carga …