Si tu coche no pasa la verificación, tal vez esto está fallando

Lo hemos escuchado muchas veces: “le está fallando el sensor del oxígeno al coche”, pero pocas veces tenemos una idea clara de lo que significa esta frase y, sobre todo, los problemas que acarreará no atender el problema de forma oportuna.

El sensor del oxígeno es una pieza que está colocada en el sistema de escape, antes y después del convertidor catalítico. El segundo es para medir que el catalizador esté funcionando de forma correcta.

Su función es medir la cantidad de combustible y oxígeno que sale del motor del auto, para que la computadora regule la inyección de carburante y aire a la cámara de combustión.

Es decir, una vez que se realiza la combustión, los gases que van hacia el mofle son analizados por este sensor.
En caso de que detecte un excedente de combustible, se considera que la mezcla es rica, y se debe inyectar una cantidad menor; si, por el contrario, existe más oxígeno, la mezcla se llama pobre y debe aumentarse la cantidad de carburante, a fin de mantener siempre una mezcla ideal.

El buen funcionamiento del sensor garantiza un consumo ideal de combustible, bajas emisiones contaminantes, mantener el catalizador y el motor en buen estado.

En promedio esta pieza tiene una vida útil de alrededor de 50 mil kilómetros, sin embargo, es muy importante siempre estar al pendiente, ya que puede dañarse con una fuga de aceite, anticongelante, cambios bruscos de temperatura y combustible de mala calidad, entre otros.

Un testigo de Check Engine o un motor amarillo encendido en el tablero, es la señal más clara para saber que quizá este elemento está fallando, perro también se pueden observar cambios en el consumo de combustible y salida de humo por el escape, entre otros. Lo mejor es que acudas cuanto antes a la agencia o con tu mecánico de confianza para que escaneen el motor y saber qué falla.

Su ubicación permite que reemplazarlo sea una tarea sencilla: sólo se necesita una llave especial para quitarlo y volverlo a atornillar. Sin embargo, existen diferentes tipos de sensores, cinco en total, por lo que para realizar esta tarea por nosotros mismos es muy importante saber cuál es el que lleva nuestro vehículo, para no acabar gastando doble y perdiendo más tiempo.

Recuerda que siempre es importante estar al pendiente de cualquier cambio en el comportamiento de nuestro vehículo y atenderlo lo antes posible.

 
RECUERDA:

»»Medición: Esta pieza sirve para saber que la mezcla de aire y combustible es la ideal o corregirla en caso de que exista una variación.

»»Posición: Está colocado entre el múltiple del escape el convertidor catalítico, después del catalizador se coloca otro para revisar el buen funcionamiento de esa pieza.

»»Duración: Los expertos calculan una vida promedio de 50 mil kilómetros, aunque diversos factores pueden dañarlo, comenzando con la mala calidad del combustible o una fuga de aceite o anticongelante al motor.

Fuente Atraccion 360

Te puedes interesar

Estas son las 5 ciudades de México que mejor tratan al ciclista

México no es un país conocido por su infraestructura vial como Holanda, sin embargo hay …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.