Se oponen a rampa de frenado en “Caseta Maldita”

A un costado de donde se instalan las casetas de cobro de la lujosa autopista Lerma-La Marquesa, a la que algunos automovilistas le han dado el sobrenombre de “caseta maldita”, se ubican dos pequeños poblados: Río Hondito y La Joya, perteneciente al municipio de Ocoyoacac, cuyos habitantes han sido testigos de los últimos accidentes ocurridos en el tramo y temen que la construcción de la rampa de frenado, traslade el peligro hacia la zona habitada.

“Nunca nos notificaron nada y queremos que las autoridades vengan y nos muestren los planos de la rampa para saber cómo va a estar todo”, externó Pedro Ignacio González Tadeo, representante legal del Ejido de San Juan Coapanoaya, quien encabezó a los vecinos.

Apostados en la parada de camiones, hasta donde se pretenden ampliar los carriles sin peaje de la México-Toluca, los pobladores externaron su preocupación por la nueva obra, pues aseguraron que el tramo ubicado en una curva pronunciada, ya ha cobrado varias vidas.

“Seguido se vienen los carros a chocar hasta aquí, hemos tenido atropellados, vea las cruces que están apiladas en todo el camino”, dijo Arturo, otro de los vecinos, apuntando un tramo de unos 50 metros a pie de carretera donde están colocadas más de una docena de cruces.

Durante las primeras horas del lunes, arribaron a la zona de casetas dos máquinas reotroexcavadoras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para iniciar con los trabajos de remover piedra y dejar abierto el terreno para la rampa de frenado que anunció el sábado el secretario, Gerardo Ruíz Esparza.

El accidente del sábado fue el tercero en el último mes y medio, solo que éste fue más trágico, pues falleció una familia completa, y los habitantes de Río Hondito, eso lo recuerdan bien.

-¡Qué ya se fue otro camión en la caseta! y salimos a divisar desde aquí en la parada, -recordó Antonieta, vecina del pueblo sobre lo ocurrido el sábado.

-Ahora nos quieren echar de este lado los camiones y esto se vuelve más peligroso porque aquí es parada de camiones para todos nosotros y los niños, -apuntó la vecina.

Su temor se hizo más grande este lunes, pues la Policía Federal inició operativos desde la zona de la Marquesa para desviar todos los camiones de carga a los carriles libres de peaje de la México-Toluca.

“Ahora nos dicen que van a ampliar los carriles hasta acá en la zona donde ya hay casas para poder hacer su rampa”, dijeron entre lamentos.

El tramo de autopista, administrado por la constructora Pinfra se inauguró en el mes de junio del 2016, y desde entonces, según el representante legal de los comuneros de Coapanaoaya, debió quedar terminado un segundo puente peatonal, pero ya no se continuó.

“Lo que pedimos también, es que el segundo puente de Río Hondito se concluya, lo dejaron a medias y tenemos que caminar hasta este otro”, explicó González Tadeo.

Los habitantes de ambas comunidades se apostaron en la parada de entrada a su pueblo, a la espera de que arribara un topógrafo de la SCT para mostrarle los planos y saber a bien, en qué consiste la obra.

-¡Si no viene el topógrafo, vamos a cerrar la carretera! -advirtieron, seguros de sus peticiones y de que el riesgo con los accidentes va aumentar para ellos.

Redacción Agencia MVT / Filiberto Ramos

Te puedes interesar

¿Cómo se encuentran las principales carreteras tras el sismo?

A 24 horas del sismo del 19 de septiembre, la Secretaria de Comunicaciones y Transportes …