Se disparó el parque vehicular; 350% más automóviles

El parque de vehículos particulares en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México (ZMCM) creció casi 350% entre 1990 y 2014, lo que es un indicador de que las políticas que debían promover el uso del transporte público no han cumplido su cometido.

La cantidad de vehículos registrados pasó de 2.18 millones en 1990 a 7.49 millones en 2014, de acuerdo con datos del estudio Tendencias Territoriales Determinantes del Futuro de la Ciudad de México del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Consejo Económico y Social de la CDMX (CES-CDMX).

Aunque el auto particular se ha convertido en una opción para trasladarse en la metrópoli, su uso también genera problemas como congestionamiento y contaminación, afirma en el texto Camilo Caudillo Cos, autor del capítulo De la Casa al Trabajo, Evolución de la Movilidad Laboral.

La disponibilidad del automóvil permite una mayor movilidad de la población aunque, por supuesto, está clara la consecuencia negativa del crecimiento del parque vehicular en lo referente a la congestión y la contaminación”, señala el profesor-investigador del Centro Geo del Conacyt.

Aunque reconoció los esfuerzos de crear transporte sustentable, recomendó la creación de corredores metropolitanos de transporte que cumplan con conectar la ZMCM con el centro de la urbe, lo que consideró fundamental para los flujos de trabajo.

Caudillo Cos asevera que existe una cantidad cada vez mayor de población que tiene la necesidad de atravesar los límites estatales para trabajar.

Esto se debe, agrega, a las políticas de vivienda que han forzado a la población de menores ingresos a trasladarse a las zonas lejanas donde el precio del suelo es bajo.

Observó que existe una tendencia en la que cada vez más familias que viven en la periferia de la ZMCM ya cuentan con automóvil particular.

En 2006, 80% de las familias que disponían de un auto vivía en la zona poniente de la ZMCM, pero para 2010 la tendencia cambió y ya entre 40 y 60% de los hogares de la zona nororiente también tienen al menos un carro.
La mayoría de las personas se dirigen desde la periferia hacia las delegaciones centrales que son Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Benito Juárez, que albergan 30% del empleo en toda la ZMCM.

Aunque en la ZMCM aún es claro que la mayoría de los más de 22 millones de viajes se realizan en transporte público, es evidente también que el uso del automóvil ha ganado terreno en la preferencia.

El crecimiento disperso de la ciudad ha convertido en una necesidad imperante el uso del automóvil en detrimento del transporte público (…) El vertiginoso crecimiento del parque vehicular es un indicador de que las políticas que debían promover el uso del transporte público no han cumplido su cometido.

Una vez que un hogar adquiere un coche difícilmente va abandonar su uso sin alternativas de transporte rápido, seguro y asequible”, señaló.

El investigador afirmó que existe un círculo vicioso entre crecimiento de parque vehicular y la congestión, y su solución temporal con las enormes inversiones en vialidades exclusivas para autos.

Si se observan mejoras en la capacidad de la red vial, en poco tiempo se vuelve a saturar, a menudo superando proyecciones de su uso”, señaló.

fuente Excelsior

Te puedes interesar

Detienen a operador que llevaba 97,000 litros de combustible robado

Un vehículo cargado con 67 mil litros de Diésel fue recuperado en el kilómetro 035+000 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.