Robo de combustible, con personal de Pemex 

Consumar la sustracción de hidrocarburos en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) requiere la participación de personal capacitado en maniobras para tuberías y manejo de combustibles, lo que implica que algunos empleados de la empresa estén involucrados en la ordeña ilegal, advirtió el titular de la División de Gendarmería de la Policía Federal, el comisario general Benjamín Grajeda Regalado.

“Los que hacen las tomas clandestinas seguramente deberán tener los conocimientos para hacer el barrenado de la tubería y la colocación de la llave de paso”, comentó el comisario en entrevista para EL UNIVERSAL.

Datos de las autoridades federales, obtenidos vía transparencia, señalan que personal de Pemex ha sido detenido e involucrado en la ordeña de ductos por todo el país. De 2006 a 2015 fueron detenidos 123 trabajadores y 12 ex empleados por su probable participación en el robo de hidrocarburos.

En Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato, Colima, Coahuila y Tamaulipas se han detectado el mayor número de tomas clandestinas en la presente administración, según datos de la Gendarmería de la Policía Federal.

Grajeda Regalado reconoce que hay ciertos estados que presentan mayor índice de tomas clandestinas, mismos en los que se han incrementado los operativos y presumió los resultados obtenidos por elementos de la Policía Federal.
“En esta administración hemos recuperado más de 30 millones 400 mil litros de combustible. Generalmente el diesel y la gasolina son los hidrocarburos que se sustraen de manera ilegal”, indicó.

El registro de tomas clandestinas se ha incrementado considerablemente los últimos cinco años. Pemex reportó mil 635 puntos de ordeña en 2012; para 2013 el número incrementó a 2 mil 612; en 2014 las tomas clandestinas detectadas fueron 3 mil 635 y en 2015 la cifra ascendió a 5 mil 252.

La empresa reportó 2 mil 221 puntos de ordeña, de enero a mayo de 2016, principalmente en Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Veracruz y el Estado de México.

La ordeña de combustible no sólo involucra a expertos de Pemex, autoridades de los tres niveles de gobierno se han relacionado el ilícito, liderado por cárteles del crimen organizado.

Los grupos detectados en estas actividades son Los Zetas, Los Caballeros Templarios, el Cártel del Golfo y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). A pesar de los resultados en cuanto a operativos de recuperación, el comisario dijo que no cuenta con cifra de detenidos por este ilícito y destacó que generalmente se recupera el combustible, pero los responsables logran escapar.

“En ocasiones se han encontrado en flagrancia vehículos conectados a la tubería y es cuando se localizan tomas clandestinas que posteriormente se clausuran.

“Al ver las unidades de la Policía Federal los delincuentes huyen y sólo se recuperan los vehículos”, advirtió el comisario.

Un reporte de la Procuraduría General de la República (PGR) señala que de enero de 2010 a abril de 2016, 2 mil 616 personas fueron detenidas por el delito de sustracción de hidrocarburos en todo el país.

Reportes de la PGR y Petróleos Mexicanos indican que el crimen organizado extrae alrededor de 23 mil 500 barriles de hidrocarburos y que al venderlo en el mercado negro obtienen ganancias anuales hasta de 21 mil millones de pesos.
En enero de 2016, la PGR y la Policía Federal detuvieron a nueve integrantes del grupo criminal Los Rojos, brazo armado del Cártel del Golfo; entre los detenidos estaba Héctor Crescencio de León Fonseca, El R3, identificado como el segundo a nivel de mando, jefe de plaza y sicarios. La célula que encabezaba El R3, de acuerdo con la Unidad Especializada en investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas; y la División de Investigaciones de la Policía Federal, se dedicaba al robo de hidrocarburos, tráfico de drogas y al secuestro en Tampico, Ciudad Madero y Altamira.

Martín Íñiguez, investigador de la UNAM especialista en temas de Seguridad Nacional, señala que el robo de combustible se incrementó a partir de la declaración de la guerra contra el narcotráfico, en el sexenio de Felipe Calderón, porque los miembros de los cárteles tuvieron que buscar otras formas de ingresos.

“Todo esto se hace en complicidad con autoridades locales y con la gente de Petróleos Mexicanos, porque solamente la gente de Pemex sabe dónde transitan los combustibles y a qué hora se transportan.

“Hay presidentes municipales que con su propia policía protegen a los integrantes del crimen organizado para que realicen estas ordeñas. Están asociados con gente de Pemex, con elementos de la policía municipal, estatal y federal, y no dudaría que hasta los mismos gobernadores”, destaca el especialista.

Un informe de Pemex señala que en 2015 la entidad con más tomas clandestinas fue Tamaulipas, con 884; Guanajuato tuvo 883, y Puebla con 784; en esas tres entidades se concentró 47% de las tomas clandestinas encontradas. Otras entidades con tomas clandestinas fueron el Estado de México con 456; Jalisco, 419; Veracruz, 337; y Tabasco, 335.

En 2016 los estados que lideraron los hallazgos de tomas clandestinas fueron Guanajuato, con 454; Puebla, 429; Tamaulipas, 304; Veracruz, 221 y el Estado de México con 171, hasta el mes de mayo. Según el especialista, el robo de hidrocarburos se ha convertido en una opción rentable para el crimen organizado, que se posiciona como el tercer negocio más productivo, sólo después del narcotráfico y la trata de personas. Con información de Javier Garduño.

Fuente El Universal

Te puedes interesar

Un huachicolero muerto y 5 heridos tras explosión de ducto

Una explosión en un ducto de la petrolera estatal mexicana Pemex, provocada por una toma …