Robo a autotransporte podría ser tipificado como acto de delincuencia organizada

Los diputados Xavier Nava Palacios, Maricela Contreras Julián y Arturo Santana Alfaro, del PRD, impulsan una iniciativa para reformar la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, con el objetivo de tipificar los robos al autotransporte de carga en caminos federales como actos de delincuencia organizada, ya que en lo que va del año este ilícito se ha incrementado en alrededor de 50 por ciento.

A través de un comunicado de prensa, explicaron que establecer expresamente el delito de robo al servicio de autotransporte de carga y tipificarlo como parte de la delincuencia organizada, aumentaría las penas aplicables para los indiciados, procedería la prisión preventiva por oficio y los Ministerios Públicos Federales podrían atraer las investigaciones de estos casos, sin perjuicio de que hubieran sido previamente tratados como del fuero común.

De este modo, agregaron, los delitos tipificados y aplicables a estos hechos establecidos en el Código Penal Federal podrían sancionarse también dentro de las conductas delictivas estipuladas en la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada.

La iniciativa, presentada ante la Permanente y turnada a la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, subraya que, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), durante 2016 fueron robados cuatro mil 550 unidades, de los cuales dos mil 50 son camiones y dos mil 500 tractocamiones, significando un aumento del 200 por ciento.

Mientras, en lo que va de 2017, comparado con el mismo periodo del año anterior y de acuerdo con la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), en algunas regiones del país se han incrementado los robos en alrededor de 50 por ciento.

Precisa que el robo al autotransporte en carretera vulnera el Estado de Derecho de la nación, pero también lesiona la columna vertebral de la actividad económica, turística y de servicios del país, ya que los delincuentes han incrementado su actividad con más infraestructura y consolidando sus redes de actuación, con lo cual evitan en muchos de los casos la aplicación de la ley.

Indica que este delito se ha incrementado en los últimos años en nuestro país y ha causado grandes perjuicios, no sólo al sector del transporte de carga, sino a sus clientes, aseguradoras, cadenas comerciales y de distribución, al comercio nacional e internacional y, sobre todo, a las víctimas directas y a sus familias, ya que los robos se han vuelto cada vez más violentos.

Destaca que las autoridades estatales han tenido que enfrentar un delito que abarca varias fronteras y dificulta el avance de las investigaciones, a causa de la gran movilidad y capacidad organizativa con que se comete el ilícito.

El documento resalta que en la zona comprendida entre las carreteras Veracruz-México y Puebla-México se registra la mayor cantidad de robos, y las pérdidas son más altas, ya que tan sólo en Veracruz ascendieron a 700 millones de pesos durante el 2016.

Asegura que el robo de autotransporte no se trata de una conducta aislada, sino que se relaciona a un gran número de actividades delictivas cuyo alcance y afectación es difícil de delimitar; pero, resulta evidente la relación de este atraco en las vías federales con las organizaciones delictivas.

Señala que la dimensión geográfica de esa conducta no se limita a los caminos de una sola entidad, ya que los bienes robados suelen ser almacenados y distribuidos en áreas urbanas y en grandes extensiones metropolitanas; incluso, los propios vehículos de transporte robados son alterados en sus números de identificación y apariencia, y trasladados a otros lugares para su uso y venta.

“Ninguna de estas actividades sería posible para un grupo delictivo que no estuviera organizado y coordinado con otras células, probablemente al ser parte de cárteles y organizaciones delictivas ya conocidas”, sostiene.

“La venta de los bienes obtenidos ilícitamente se realiza utilizando una cadena delictiva organizada que en muchas ocasiones se apoya en mecanismos de corrupción o usando la violencia para abrirse paso, elementos típicamente asociados de la delincuencia organizada en la actualidad”, indican los diputados en su propuesta.

Mencionan que también se ha presentado deserción laboral y déficit de conductores en el ramo, ya que los asaltos son cada vez más frecuentes y violentos, involucrando agresiones e incluso secuestro o pérdida de la vida del conductor, según lo reporta la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga.

Puntualizan que tipificar los robos al autotransporte de carga en caminos federales como actos de delincuencia organizada, traería grandes beneficios para la procuración de justicia ante un delito de grandes consecuencias, ya que podría volver estos hechos objeto de investigación federal, aplicar la prisión preventiva para los indiciados y aumentar las penas aplicables en la sentencia.

 

Fuente Quadratin

Te puedes interesar

Nueva planta Seat podría instalarse en Puebla

La producción de automóviles Seat en Puebla es por ahora sólo una posibilidad, señaló el …