Revisan avance de autopista Atizapán-Atlacomulco, concesionada a la polémica OHL

La concesión otorgada a la empresa OHL para construir la autopista Atizapán-Atlacomulco se encuentra en revisión por parte de las Secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de la Función Pública (SFP) para evitar presuntos actos de corrupción o sobrecostos, aseguró Raúl Murrieta Cummings, subsecretario de Infraestructura de la primer dependencia.

El funcionario afirmó que ambas dependencias realizan un riguroso proceso de revisión a la edificación de esta vialidad para disminuir los riesgos de que se repitan actos como los revelados por una serie de llamadas telefónicas difundidas en redes sociales, con obras como el Viaducto Elevado Bicentenario y el Circuito Exterior Mexiquense.

La autopista Atizapán-Atlacomulco, afirmó, es el único contrato otorgado por la SCT a Obrascón-Huarte-Lain durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, e implicará una inversión por 5 mil 800 millones de pesos para 74 kilómetros.

“Durante este sexenio se van a entregar 56 nuevas carreteras, son 56 proyectos, y sólo en uno participa OHL, lo que aclara el panorama de cómo se han dado las cosas. Aquí no se trata de privilegiar a nadie, sino de asignar al que mejores condiciones le dé al gobierno para desarrollar los proyectos”, aseguró.

Murrieta Cummings indicó que la instrucción radica en un seguimiento exhaustivo a todo el proceso de ejecución de la obra para garantizar transparencia y evitar anomalías.

“Por la lógica mediática que tomó todo este tema, se ha optado por tener un ejercicio muy verificado. Normalmente las obras tienen muchos mecanismos de control, pero en este caso en particular (la autopista Atizapán-Atlacomulco), tienen subrayados mecanismos de control por haber caído en estos cuestionamientos públicos”, admitió.

La obra, afirmó, está sujeta a una revisión extraordinaria que inició desde la indagatoria de cómo y porqué le fue asignada la concesión a OHL, bajo qué condiciones y qué compromisos asumió la empresa. El seguimiento y verificación de la obra, prosiguió, en todos sus aspectos, se mantendrá hasta que concluya la obra y se ponga en operación.

En esta revisión, afirmó, para evitar que haya discrecionalidad, también participa la Secretaría de la Función Pública.

La empresa OHL ha sido exhibida por dos entregas de llamadas telefónicas entre sus directivos y funcionarios del Estado de México y federales, en los que se revela que se inflaron los costos del Viaducto Elevado Bicentenario, y que se tiene el apoyo del Gobierno mexiquense para cabildear con magistrados los recursos legales entablados en su contra en la operación del Circuito Exterior Mexiquense.

Por el primer escándalo, rodaron las cabezas de Pablo Wallentin, directivo de la firma española, y de Apolinar Mena como secretario de Comunicaciones del Gobierno Estatal, a quien se escuchó negociando las vacaciones decembrinas de su familia en un hotel de la Riviera Maya propiedad de la misma empresa.

No obstante, a la fecha no existe explicación alguna del cabildeo realizado por la consejera jurídica del Gobierno Estatal, Luz María Zarza, ante magistrados del Estado de México en la defensa de OHL frente a su competidora Infraiber.

Fuente Priceso

Te puedes interesar

Listo, el terreno para la ampliación del Aeropuerto de Querétaro

En los terrenos se instalaría una base aérea militar, donde operarían talleres de mantenimiento de …