Renuncia presidente de Volkswagen por manipulación de pruebas

El presidente ejecutivo de Volkswagen, Martin Winterkorn, renunció el miércoles, asumiendo su responsabilidad por la manipulación de la automotriz alemana en pruebas de emisiones de gases en Estados Unidos.

“Volkswagen necesita un nuevo comienzo y yo también en lo personal. Estoy despejando el camino para este nuevo comienzo con mi renuncia”, dijo Winterkorn en un comunicado.

La Industria Automotriz Alemana (VDA, por sus siglas en alemán) criticó la manipulación de las emisiones de gases contaminantes que ha realizado el fabricante automovilístico alemán ¡lkswagen.

El presidente de la VDA, Matthias Wissmann, dijo hoy en el Salón de Fráncfort que “un uso abusivo de un software de motores especial, no se puede aceptar”.

La industria automotriz alemana se toma muy en serio el caso pero no quiere que se sospeche de cientos de fabricantes automovilísticos y de componentes de automóvil por la violación de la ley de una empresa en EU, añadió Wissmann.

Asimismo defendió el diésel, en concreto el Euro 6 Diesel x-fach, y su importancia para reducir las emisiones de CO2.

“Por ello el diésel es irrenunciable para la industria automotriz alemana e internacional”, dijo Wissmann.

Uno de cada dos automóviles que se matricula en Europa occidental utiliza un motor diésel, según la VDA.

ANÁLISIS -Volkswagen necesita explicar su software para evitar acciones penales

Es probable que Volkswagen tenga que demostrar que había razones legítimas para instalar el software que permitió falsear las pruebas de emisiones de sus vehículos si quiere esquivar la acción de la justicia penal estadounidense, dijo un equipo de abogados.

El fabricante alemán reconoció que usó reguladores de limpieza de aire en algunos de sus modelos diésel que tenían instalado un “dispositivo de desactivación”, diseñado para manipular las mediciones sobre emisiones.

Por ello, la compañía podría enfrentarse a grandes multas civiles por parte del Gobierno estadounidense, dijeron abogados expertos en procesos medioambientales, pero no involucrados en el caso de Volkswagen.

La investigación penal, confirmada el martes por una fuente conocedora del asunto, busque no sólo detectar posibles violaciones de la ley estadounidense de aire limpio, sino también ampliar la el foco al fraude, falsos testimonios a los reguladores y otros delitos, explicaron los abogados.

Los empleados también están expuestos a ser investigados de manera individual y podrían tener que hacer frente a acusaciones penales si se descubre que cometieron un delito, añadieron los especialistas.

Un portavoz del Departamento de Justicia estadounidense rechazó hacer declaraciones sobre el asunto. Por su parte, un representante de Volkswagen no respondió a las preguntas sobre cuál será la estrategia legal a seguir por la firma alemana.

La falsificación deliberada de los resultados sobre emisiones tóxicas podría ser vista por la Justicia de Estados Unidos como un fraude múltiple contra los consumidores, los reguladores y los distribuidores, explicaron juristas.

Sin embargo, se espera que haya un debate entre el Departamento de Justicia y el equipo jurídico de Volkswagen para aclarar las razones por las que la compañía y sus empleados decidieron instalar este software. Generalmente, la justicia estadounidense debe encontrar hechos que evidencien un intento manifiesto de cometer un delito, como correos electrónicos incriminatorios o informaciones procedentes de testigos cooperantes, antes de que puedan cambiar los hechos.

La instalación de los dispositivos no evidencia necesariamente una mala conducta intencional, aclaró Bruce Pasfield, un ex fiscal medioambiental.

Los fabricantes de automóviles en ocasiones instalan este tipo de dispositivos para permitir que los vehículos puedan ser probados bajo estándares diferentes que son requeridos por reguladores extranjeros, explicó Pasfield, que actualmente trabaja para la firma Alston & Bird.

“No puedes llegar a la conclusión de que ha sido intencionalmente delictivo”, sentenció.

La investigación a Volkswagen podría ser uno de los primeros casos en los que el Departamento de Justicia decida aplicar las nuevas directrices que endurecen las sentencias sobre este tipo de asuntos e incrementan el número de enjuiciamientos a ejecutivos de empresas.

David Uhlman, antiguo jefe de la sección de delitos medioambientales del Departamento de Justicia, dijo que las acusaciones penales serán prácticamente inevitables si las alegaciones contra Volkswagen resultan ciertas, pero añadió que la compañía todavía puede encontrar una línea de defensa.

“Si el software se instaló con otra finalidad, Volkswagen no podría exculparse de cualquier acción civil, pero sí podría hacerlo en el ámbito penal”, expuso Uhlman, actualmente profesor de Derecho en la Universidad de Michigan.

Todavía no está claro si Volkswagen invocará ese tipo de defensa. Tampoco se puede deducir aún quién la representará. El bufete de abogados Kirkland & Ellis, que recibió una copia de la carta que envió la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos al fabricante de automóviles, no quiso hacer declaraciones.

Volkswagen es el tercer gran fabricante de vehículos que se enfrenta a una investigación penal en Estados Unidos en los últimos años. En 2014, Toyota Motor accedió a pagar 1.200 millones de dólares de multa por ocultar un problema en sus vehículos que los hacía acelerar de forma repentina.

General Motors tuvo que pagar 900 millones de dólares por ocultar, tanto a los reguladores como al público general, un defecto en el encendido de algunos de sus motores.

Tanto General Motors como Toyota firmaron un compromiso conocido como “acuerdo de suspensión de actuaciones judiciales” que los deja en libertad provisional y permite que los cargos se retiren más adelante.

Será difícil que Volkswagen pueda negociar un trato similar, dependiendo de la oficina que se encargue de la investigación, según Uhlman. Históricamente, la sección de delitos medioambientales ha instado a las compañías tanto a declararse culpables como a defenderse en un juicio, concluyó.

La Fiscalía se ha mostrado favorable a emprender acciones penales contra ejecutivos de la compañía de forma individual, informaron abogados expertos.

 

 

Te puedes interesar

Interjet inicia operaciones ruta Bajío-Los Ángeles

  Con los tradicionales actos simbólicos del corte de listón y el arco de agua, …