Quién tendrá la culpa cuando choquen los autos autónomos?

Imaginemos que un auto robótico, que no lleva a nadie al volante, choca contra otro auto sin conductor. ¿Quién es el culpable?

La respuesta: nadie lo sabe. Pero los abogados se entusiasman ante la perspectiva de grandes ganancias producto de tales accidentes. Si las computadoras tienen accidentes con frecuencia, dicen, entonces también los tendrán los autos que éstas operan. Como no hay nadie al volante, los abogados dicen que es posible demandar casi a cualquiera, por más remota que haya sido su participación.

“Habrá toda una nueva serie de acusados”, dijo Kevin Dean, que demanda a General Motors Co. en relación con dispositivos de encendido defectuosos y a Takata Corp. por fallas en air bags. “Los programadores y las compañías de computadoras, los diseñadores de algoritmos, Google, las empresas de mapeado, hasta los estados: Va a ser un terreno muy fértil para los abogados”.

Se proclama que los autos automáticos de Google Inc. y otras compañías llevarán a un futuro libre de accidentes donde la precisión de reflejos de un robot hará que los pasajeros no corran peligro alguno. La utopía automotora podría algún día eliminar la muerte en las autopistas, dicen sus impulsores. Pero antes de eso es inevitable que la primera generación de autos robóticos choque con otros vehículos sin conductor y con aquellos que llevan seres humanos falibles al volante.

 

POSIBLE OBSTÁCULO

“Llegará un momento en que habrá una colisión y no podrá determinarse quién o qué tuvo la culpa”, dijo David Strickland, ex jefe de la Administración Nacional de Seguridad de Tránsito en Autopistas de los Estados Unidos (NHTSA, por la sigla en inglés) y actual socio de la firma legal Venable LLP, que tiene sede en Washington. “Es ahí donde comienzan las dificultades”.

Las dudas de los consumidores en relación con la confiabilidad podrían representar un obstáculo a la aceptación de los autos automáticos. Es por eso que Volvo Cars, Google y Mercedes-Benz, de Daimler AG, se han comprometido a hacerse responsables si sus vehículos ocasionan un accidente.

“Queremos que los clientes confíen en que hemos hecho un muy buen trabajo”, dijo Anders Eugensson, director de asuntos gubernamentales de Volvo. “Es por eso que decimos que, si algo sucede, nos hacemos responsables. Sentimos que no podemos ofrecer vehículos a los clientes a menos que podamos hacer esa afirmación”.

Los abogados demandantes, sin embargo, no dan demasiada importancia a ese compromiso, que consideran no es más que una estrategia de marketing.

“Todos los fabricantes dicen que se hacen por completo responsables de sus autos si tienen algún problema”, dijo David Bright, un abogado de Corpus Christi, Texas, que representa a las víctimas en casos de defectos de autos. “Luego dicen que su auto no tiene ningún problema”.

Lo que hace tan complejo el tema es que la ley actual responsabiliza ante todo al dueño de un auto –con frecuencia el conductor- de los accidentes. Si éste quiere responsabilizar al fabricante, entonces tiene que demostrar que la compañía incurrió en algún tipo de negligencia. Pero la ley actual de responsabilidad de productos no contempla los autos sin conductor.

 

Funte El Financiero

Te puedes interesar

Obras de infraestructura no se detendrán en periodo electoral

Las diferentes obras de infraestructura carretera no serán detenidas en el país a causa del …